mujerHoy

vivir

Cómo usar el sentido del humor para triunfar en el trabajo

No necesitas contar chistes. Para beneficiarte del uso del sentido humor en el trabajo te vendrá bien aprender las herramientas que usan las cómicas con su público. Las desvelamos.

Cómo activar tu sentido del humor en el trabajo.
Cómo activar tu sentido del humor en el trabajo. GTRES

La risa ayuda a relajar el ambiente, empatizar, relativizar las situaciones y mantener la atención de un auditorio para que recuerden tu mensaje y te recuerden a ti. Esta verdad como un templo es uno de los arranques argumentales de la actriz Velilla Valbuena, profesora del taller 'Monólogos de Humor' de la Escuela Europea de Oratoria, quien recuerda además que el humor empieza por una misma. "Porque no eres perfecta. Por mucho que te empeñes no eres perfecta. Eres algo mucho mejor, eres humana. Y el sentido del humor tiene que ver con esto de ser humana para lo bueno y para lo malo. Pero sobre todo para lo malo, porque con lo malo nos reímos más", explica.

Para aprovechar en el ámbito laboral las ventajas que ofrece el sentido del humor, la actriz explica que no es necesario contar chistes, sino aprender a usar las herramientas que las cómicas utilizan con su público:

  • La primera aunque parezca muy obvia es una frase hecha: "Sé tú misma". La audiencia está deseando conocerte. Dales algo tuyo, algo de ti. Tus propios pensamientos, tus miedos, tus torpezas, tus ideas locas por supuesto dentro del tono y contexto de tu exposición.
  • Sé directa y no te compliques. Ve al grano. De manera sencilla. Los rodeos no suelen ayudar, a no ser que estés usando una estrategia para generar un mayor interés. Por lo demás, no esperes. Y cuantas menos palabras emplees para contar algo, mejor, antes les va a llegar el mensaje.
  • No te cortes. Sorprende con tus ideas y expresa lo que piensas: lo que esperas y lo que te ocurre, lo que "debería ser" ser y lo que es, lo que les pasa a otros y lo que te pasa a ti, los malos entendidos, las cosas en las que te fijas y las que nunca entiendes.
  • Cuenta los detalles. Es lo que más nos diferencia, las cosas en las que nos fijamos, esos detalles que para ti son evidentes. Y quizá no tanto para otros...
  • Genera imágenes al contar algo. El objetivo es que la persona que escucha casi “lo pueda ver” . Para crear imágenes es importante que tengas en cuenta que debes usar pocas palabras: las justas, precisas y si van acompañadas de algún gesto mejor, pues se verá más el detalle. Tu audiencia, tu interlocutor, recordará las imágenes que generes en la conversación.
  • Si tu trabajo es muy técnico recuerda que a la audiencia no le interesa solo la parte técnica, sino también lo que te pasa a ti con esa parte técnica. Sé honesta con tus emociones. Seguro que les pasa lo mismo que a ti y les resultará relajante y simpático que lo compartas.

Por último, Velilla Valbuena incide en algo que a veces olvidamos (o ni siquiera pensamos. Y es que la audiencia está de nuestra parte. "Está de nuestra parte, sí. Salvo en contadas ocasiones quiere te que vaya muy bien tu presentación. Sobre todo por su propio bien, pero también por el tuyo", explica la actriz, quien anima a disfrutar del hecho de compartir un buen momento en grupo: "Esta idea, que sucede realmente, ayuda a tranquilizarnos, a ser amables con nosotras mismas y sobre todo a disfrutar".


Horóscopo