mujerHoy

vivir

¿Estás agotada? No, no necesitas vacaciones

No te indignes. No queremos dejarte sin descanso, sino hacerte partícipe de una realidad: el 'síndrome de la mujer agotada' se extiende de forma alarmante y queremos combatirlo.

Una mujer, agotada.
Una mujer, agotada. GTRES

"Es un hecho: alrededor de los cuarenta años, cuando te reúnes con otras mujeres de tu edad con hijos un tema de conversación recurrente es que estamos agotadas.", Así arranca 'Mujeres agotadas y cómo dejar de serlo', (Ed. Grijalbo) la guia para cambiar hábitos y duplicar la energía que ha escrito Pilar Benítez, cuyo objetivo es ayudar a tomar conciencia de cómo afecta a tu vida lo que comes, piensas y sientes.

"Estoy agotada" es hoy una frase más que generalizada tanto en las mujeres que deben conciliar familia y trabajo como en aquellas que, aunque no tengan responsabilidades familiares, vuelcan su atención en el trabajo. El problema fundamental es, tal como explica Pilar Benitez, que no se dan cuenta de que es imprescindible dedicar parte de su tiempo a tu propio cuidado. "Estas mujeres se esfuerzan tanto para afrontar sus tareas y responsabilidades diarias que se desgastan más de lo admisible para su organismo, padecen cansancio crónico y se acostumbran y resignan a sentirse siemrpe así".

A la hora de identificar el "síndrome de la mujer agotada", la experta indica algunas de las señales que podrían ponernos en alerta para que actuemos lo antes posible:

Síntomas que son señales de alarma

  • Levantarte cansada, con esa sensación de necesidad de dormir durante dos días seguidos.
  • Que lleguen las 9 de la noche y solo tengas ganas de sofá o de cama, pensando que es tu único objetivo.
  • Perder la paciencia, con los niños, con tu pareja, con cualquier cosa... "No soy así, pero no sé qué me pasa"
  • Sentirte como un hamster en una rueda, pensando únicamente en que pasen los días, uno tras otro, mes tras mes, año tras año... Y no saber muy bien hacia dónde estás corriendo.

Con "Mujeres agotadas...", Pilar Benítez, que también ha escrito '¡Siéntete radiante!' y 'Alimentos que curan' intenta transmitir la importancia de desarrollarnos como personas, conectar con nosotras mismas y dejar de "hacer, hacer y hacer cosas". De hecho, está convencida de que es posible salir de esa dinámica cuando una empieza a tener ratitos de silencio interior y conecta realmente con lo que quiere sentir y le gusta. "Estamos educadas para mirar hacia afuera y dar sin pensar, pero hay que mirar un poco hacia adentro", revela.

Es imposible cambiar de la noche a la mañana, los hábitos se adquieren de forma paulatina"

A partir de sus conocimientos de la medicina tradicional china, la medicina energética, la experiencia adquirida en la consulta del doctor Jorge Pérez-Calvo y su búsqueda personal de recursos para vivir sin caer agotada, Pilar Benítez intenta mostrar en su guía las claves para que las mujeres encuentren su equilibrio físico, emocional e intelectual. Y para ello, lo que propone es un cambio de vida (sin prisas, sin pausas y con pautas) hasta llegar a adquirir 12 hábitos saludables. Si bien aclara que es imposible cambiar una forma de vida de la noche a la mañana. "La idea es integrar esos hábitos de forma paulatina. He presentado en 12 capítulos, que corresponderían a 12 meses porque se dice que son necesarios 30 días de repetición para que algo se convierta en un hábito. Además, seguir el orden de los capítulos es muy importante porque está muy pensado. ¡Hay que resistir a la tentación de empezar a leer el libro por las última páginas!", aclara.

Objetivo: 12 nuevos hábitos en tu vida

  1. Comprométete a cuidarte.
  2. Sustituye el azúcar y el café.
  3. ¡Organización!
  4. Todo empieza con el desayuno.
  5. Compra con sentido.
  6. No hagas dieta, ¡cambia tu forma de comer!
  7. Tu cuerpo necesita moverse: haz ejercicio.
  8. Conecta con tu silencio interior.
  9. Escucha tu cuerpo... ¡y hazle caso!
  10. Cuidado con los tóxicos.
  11. Descansa bien y regenérate.
  12. ¿Sexo? ¡Ahora sí!

No es posible generalizar a la hora de valorar cuál de los pasos te resultará más difícil. De hecho, tal como explica Pilar Benítez, a algunas mujeres le suele costar mucho el capítulo de la meditación o de la regulación del descanso, mientras que para otras lo más duro es hacer ejercicio o cambiar el modo de alimentarse. En lo que insiste la experta es en que todos los pasos son importantes y que para que funcione su método no puedes saltarte peldaños, pues funciona como una escalera,q que si quitas alguno, puedes caerte. "No es que haya que hacer al pie de la letra lo que pone en el libro, pero sí que es necesario cumplir el compromiso de querer un nuevo estilo de vida. Estoy convencida de que adquirir estos hábitos es como lavarse los dientes a diario. Cuando lo integras en tu vida, ya no te cuesta hacerlo", argumenta.

¿Por qué comparte su experiencia? Así es Pilar

  • Es la mayor de cuatro hermanas y ha tenido cuatro hijas y un hijo.
  • Licenciada en Empresariales y MBA por Esade ejerció como empresaria hasta que una enfermedad le llevó a interesarse por la medicina natural. "Con 35 años era empresaria, tenía ya tres niños, viajaba mucho y quería hacer de todo: ir al gimnasio tres días por semana, leer las cosas que me interesan, quedar con mis amigas, estar con mi pareja y más y más y más... En ese momento tuve un problema de salud y el cuerpo me dijo "¡basta ya!". Creo que fue un síntoma (exagerado, en mi caso) del agotamiento y del estrés que tienen muchas mujeres. Pude salir de ahí gracias a la medicina natural y ahí hice mi cambio de rumbo, pues viví el tremendo potencial de los recursos que ofrece la naturaleza cuando se saben utilizar", explica.
  • Ha escrito '¡Siéntete radiante!' y 'Alimentos que curan' (junto al doctor Jorge Pérez-Calvo). "Durante 20 años he estado aprendiendo, investigando y trabajando en este campo. Me fue muy bien y pude seguir cumpliendo años, criar mis hijos, tener buen humor, tener alegría, trabajar, practicar deporte, tener proyectos... Y al ser consciente de que pude hacer todo eso gracias a ese estudio sentí la necesidad de compartirlo. Si a mí con 35 años me hubiese cogido de la mano una mujer con 50 y pico y me hubiese dicho cómo tengo que hacer las cosas, (esto sí, esto no, esto tómatelo así, esto esto hazlo de esta manera porque es mejor...), lo hubiese agradecido mucho. Habría sido como encontrar un hada madrina", revela.

Y cuando está agotada Pilar, ¿qué hace? "Respirar profundamente, oxigenarme, pasear por la naturaleza (es de las cosas que más me puede regenerar pues tengo la suerte de vivir cerca de la naturaleza), estar en silencio... Mi ritual es salir a pasear sola, respirar, sentir el cuerpo, sentarme un rato en la naturaleza, debajo del cielo, encima de la tierra y entre las plantas... Y si hablamos de alimentación, me hago una sopa caliente reconstituyente, con mijo, trigo sarraceno, verdurita de raiz, jengibre... Nunca falla".

Comentarios


Horóscopo