mujerHoy

vivir

El humo ciega... tus oídos

Fumar es un riesgo para tu salud... y tu audición. ¿Sabes cómo afecta el humo del tabaco a tus oídos?

El humo del tabaco afecta a tus oídos
El humo del tabaco afecta a tus oídos Fotolia

El oído no es el único de sentido que puede enfermar por el tabaco, los ojos también sufren. Fumar multiplica por cinco el riesgo de padecer degeneración macular y por dos el de uveítis (una de las causas del ojo rojo). Los radicales libres presentes en el humo del tabaco inflaman los vasos sanguíneos y desequilibran el sistema inmune de los ojos.

El riesgo

Los fumadores tienen un 70% más probabilidades de padecer sordera que los no fumadores, según un estudio publicado en la revista médica JAMA. En dicha investigación, incluso el 25% de los fumadores del grupo más joven de participantes (48-59 años) sufrían pérdida de audición por este motivo.

La causa

Los expertos apuntan a que el humo del tabaco afecta a los mecanismos antioxidantes y a la vascularización interna del oído, lo que le resta oxígeno. Estos daños son distintos a los que puede provocar el ruido.

Sin fumar

El riesgo que supone el humo del tabaco no afecta solo a aquellos que fuman. El mismo estudio comprobó que las personas que convivían con un fumador también eran más propensas a perder audición.

Comentarios