mujerHoy

vivir

Tu móvil tiene la culpa de que duermas fatal

Consultar el smartphone en medio de la noche es el camino más corto para el insomnio, según un estudio.

Una mujer apaga el despertador tras una noche de insomnio.
Una mujer apaga el despertador tras una noche de insomnio. GTRES

Uno de cada tres adultos británicos asegura que echa un vistazo al móvil cuando se despierta por la noche o en plena madrugada. Un hábito, muy arraigado también entre los españoles, que ahora los expertos relacionan con el insomnio.

La encuesta, encargada por la consultora Deloitte, detalla uno por uno los malos hábitos que consiguen quitarnos el sueño.

En el primer lugar del ranking está revisar los mensajes, léase WhatsApp, algo que hacen casi uno de cada cuatro de los jóvenes de entre 18 y 24 años. Una cifra similar al porcentaje de personas que se dedican a mirar las notificaciones de las redes sociales. A veces no se trata solo de mirar, sino también de intervenir y comentar, según revela un estudio reciente. Aunque no es tan frecuente (el porcentaje desciende del 25 por ciento a algo menos del 15 por ciento), muchos interactúan a altas horas de la madrugada. Son menos los que entran en la bandeja de entrada de su cuenta de correo electrónico, pero también los hay. Los peores son los que abren el email del trabajo y se ponen a contestar mensajes. 

Lo que puedes hacer es abrir el correo del trabajo y contestar e-mails

Cuanto más joven seas más riesgo tienes de que el móvil te quite el sueño. Aunque apenas hay diferencias entre los jóvenes de 18 a 24 años y los adultos de 35 a 44 en el hábito de contestar emails en medio de la noche, apunta la encuesta.

Muchos expertos coinciden en que la luz que emiten los dispositivos móviles confunde a nuestro reloj biológico, haciéndole creer que ya ha amanecido y es hora de salir de la cama. Además de las razones fisiológicas, el móvil nos activa el cerebro y nos despierta a una hora en la que deberíamos estar durmiendo.

Te interesa...

Seis hábitos que la gente exitosa hace antes de dormir.

Cinco señales inesperadas que indican que necesitas dormir más.

La mejor postura para dormir (según dictamina la ciencia).