mujerHoy

vivir | Entrevista

Dra. Eva Ciruelos

Oncóloga clínica y presidenta del Grupo SOLTI

Emociona poder decir a tus pacientes que no necesitan quimioterapia

Maquillaje y peluquería: Nacho Fernandez (Talents) para M·A·C y Art Lab-Aveda.
Maquillaje y peluquería: Nacho Fernandez (Talents) para M·A·C y Art Lab-Aveda. Álex Rivera

¿Puede una mujer con cáncer de mama curarse sin necesidad de pasar por el castigo de la quimioterapia? La respuesta a esa pregunta la tiene un macroestudio europeo y un nuevo test genético.

Tratar el cáncer sin usar quimioterapia ya es posible para las pacientes que tienen un determinado tipo de tumor. Así lo ha demostrado un estudio basado en un test genético que identifica a las mujeres que no se benefician de ese tratamiento y que, por lo tanto, pueden prescindir de él.

El estudio que ha resuelto las dudas de los especialistas se llama MINDACT, y se ha realizado analizando los datos de 6.693 pacientes de 112 hospitales pertenecientes a nueve países europeos, entre ellos, España. La doctora Eva Ciruelos, oncóloga médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, es la presidenta del Grupo SOLTI, que ha coordinado esta investigación en los nueve hospitales españoles que han participado (de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares). Hablamos con ella para que nos aclare el alcance de esta noticia.

Mujerhoy: El estudio MINDACT ha sido publicado en el diario médico New England Journal of Medicine. ¿Supone eso un gran reconocimiento?

Dra. Eva Ciruelos: Sobre todo, es una buenísima noticia para pacientes y oncólogos. Emociona poder decirle a una paciente que creía que iba a ser tratada con quimioterapia que puede eludirlo, y con el más alto grado de certeza científica.

Mujerhoy: ¿A qué pacientes les puede decir eso a partir de esta publicación?

Dra. Eva Ciruelos: A casi la mitad de mujeres con el tipo de cáncer de mama más común (tumores dependientes de hormonas) en estadío temprano. Hasta ahora, habrían sido tratadas con quimioterapia porque esos eran los criterios clínicos. El estudio MINDACT ha demostrado que el 46% de esas pacientes pueden evitar ese tratamiento y que no utilizarlo supone un riesgo muy bajo de que su cáncer reaparezca o que se difunda a otros órganos.

Mujerhoy: ¿Qué cuestiones tiene que tener en cuenta el criterio clínico?

Dra. Eva Ciruelos: Considera el tamaño del tumor, si la paciente está en situación premenopáusica o menopáusica, si tiene ganglios afectados...

Mujerhoy: ¿Y qué tipo de test genético se ha utilizado en el estudio MINDACT?

Dra. Eva Ciruelos: El test Mammaprint®, que estudia 70 genes implicados en el desarrollo de tumores. El objetivo principal de la investigación era identificar a mujeres con alto riesgo clínico y bajo riesgo genético, que podían evitar la quimioterapia. Pues bien, el estudio encontró a 1.550 pacientes con esas características. Adjudicamos aleatoriamente si dichas pacientes debían recibir quimioterapia o no recibirla. A los cinco años, el 94,5% de las que no habían recibido quimioterapia no habían recaído ni presentaban difusión del cáncer. En las tratadas con quimioterapia, el porcentaje de no recaída fue del 95,9%, lo que supone que la quimioterapia no aportaba beneficio alguno en este grupo de pacientes.

Difundir los resultados:

  • Patrocinado por la Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cáncer (EORTC), el estudio MINDACT forma parte de un gran proyecto internacional dirigido por el mundo académico en asociación con Breast International Group (BIG), Europa Donna (Coalición Europea contra el Cáncer de Mama, dedicada a información, educación y lobbying sobre la enfermedad) y otros socios académicos y comerciales.
  • "Nuestra organización ha estado implicada en este ensayo desde el principio, aportando la perspectiva de las pacientes declara Susan Knox, presidenta de Europa Donna desde 1999 y superviviente de dos cánceres de mama. Dado que ahora tenemos datos concretos que demuestran que una parte sustancial de las pacientes no tendrán que someterse a la quimioterapia, difundiremos este estudio ante la opinión pública y nos dirigiremos en especial a las mujeres afectadas", concluye.

Mujerhoy: Dicho de otro modo, esta investigación ayuda a tomar decisiones con esas pacientes que se encuentran en una "zona gris" en las que se aconsejaba la quimioterapia "por precaución".

Dra. Eva Ciruelos: Así es. Ahora, el test genético nos permite decir a muchas pacientes si, en realidad, tienen un bajo riesgo y pueden evitar ese tratamiento. Quiero aclarar que el estudio se hizo con pacientes en fases precoces de cánceres sensibles a hormonas, sin sobreexpresión del receptor HER2. Tres de cada cuatro cánceres de mama que se producen son de ese tipo.

Mujerhoy: ¿A qué se refiere con lo de "fases precoces"?

Dra. Eva Ciruelos: Nuestro estudio se refiere a estadios 1 y 2, es decir tumores que no superan los cinco centímetros y que no se han extendido a más de tres ganglios linfáticos. Por supuesto, todas las mujeres del estudio habían recibido los tratamientos iniciales, es decir, cirugía para extirpar el tumor, terapia hormonal y radioterapia. A continuación, se valoró su riesgo de recurrencia según el criterio clínico y el test genómico. Vimos que ambos criterios podían ser discordantes.

Mujerhoy: Evitar los efectos secundarios de una quimioterapia innecesaria a esas pacientes es un avance enorme.

Dra. Eva Ciruelos: La quimioterapia sigue siendo útil en muchos pacientes con cáncer, pero sus efectos secundarios son innegables. Además de los conocidos efectos a corto plazo (caída de cabello, náuseas y vómitos), aumenta el riesgo de daños neurológicos, cardiopatías e incluso leucemia. Junto al sufrimiento físico y emocional que provocan esos problemas, está el enorme coste que suponen, tanto en horas de trabajo como en costes sanitarios.

Mujerhoy: "Ante todo, no hacer daño" es la regla máxima en Medicina...

Dra. Eva Ciruelos:Dra. Eva Ciruelos: Por eso las conclusiones del estudio son tan importantes. Un nuevo tratamiento de éxito es un gran hallazgo, pero demostrar que podemos curar con menos efectos secundarios para la paciente es la máxima de las satisfacciones.