mujerHoy

vivir

Para prevenir el ictus revisa los factores de riesgo

En los últimos 20 años ha aumentado un 25 por ciento el número de casos de ictus entre las personas de 20 a 64 años.

Un hombre, con molestias y dolores de cabeza.
Un hombre, con molestias y dolores de cabeza. FOTOLIA

El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ictus, la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad permanente en los adultos de los países occidentales. En España también es la segunda causa de mortalidad. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), el ictus afecta cada año a más de 110.000 personas en nuestro país.

Cualquier persona puede padecer un ictus aunque las posibilidades aumentan a partir de los 60 años, según el coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, Jaime Gàllego Culleré. “De hecho, según el último estudio que se ha realizado globalmente, más de 83.000 menores de 20 años sufren un ictus. En los últimos 20 años ha aumentado un 25 por ciento el número de casos de ictus entre las personas de 20 a 64 años”, señala.

Gracias a los estudios epidemiológicos se han podido identificar un gran número de factores de riesgo: hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiacas, especialmente una arritmia que conocemos como fibrilación auricular, dislipemia (elevación del colesterol), apnea del sueño, obesidad y hábitos de vida nocivos (tabaquismo, abuso de alcohol, sedentarismo y el estrés). Estudios muy recientes señalan que más del 90 por ciento de los ictus están en relación directa con los diez factores de riesgo mencionados. Dicho de otra forma, con la adecuada corrección y tratamiento de los factores de riesgo se podría reducir más del 90 por ciento de los ictus.

El Dr. Gàllego explica que es imprescindible concienciar a toda la opinión pública de la importancia del conocimiento del ictus y de los factores de riesgo, de los signos y síntomas de alarma del ictus, y que, si se produce un ictus, la información que se trasmita a emergencias sea clara. “Si un paciente que ha sufrido un ictus es atendido por un neurólogo en las primeras horas, la probabilidad de fallecer o quedar con una discapacidad grave se reduce a la mitad”, añade.

"Las UI disminuyen la probabilidad de muerte"

dr. gàllego

El ictus, por lo tanto, debe ser considerado una urgencia neurológica de primer orden. Una de las claves para el éxito en la atención del ictus es la rapidez con la que se detectan sus síntomas iniciales y se contacta con el sistema de emergencias. La atención neurológica especializada de urgencia en la Unidad de Ictus es el recurso más eficiente para el tratamiento de la fase aguda del ictus. Este dispositivo asistencial ha demostrado reducir la mortalidad, la dependencia y la necesidad de cuidados institucionales en los pacientes con ictus.

Entre las opciones terapéuticas merece ser destacada la superioridad del tratamiento endovascular con dispositivos de trombectomía de tipo stent extraibles en la fase aguda del ictus, por lo que son necesarias medidas organizativas que permitan su disponibilidad en todo el territorio nacional para asegurar la equidad en el acceso de los pacientes a este tratamiento.

Actos del Día del Ictus

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus, el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, la Asociación Freno al Ictus y el Centro de Estudios para el Deporte Inclusivo (CEDI) organizan en Madrid, los días 28 y 29 de octubre de 2016, unas jornadas con el fin de promover el conocimiento del ictus.

Por otra parte, se ha vuelto a poner en marcha la red nacional de puntos informativos y pruebas de prevención de ictus. En estos centros, el día 28 de octubre, personal sanitario realizará diferentes pruebas preventivas de ictus -como control de la presión arterial y glucemia y doppler- de forma gratuita.

Otros temas que te interesan

- ¿Has sufrido un ictus y no lo sabes?

- ¿Se puede operar un ictus?

- Naranjas y pomelos para reducir el riesgo de ictus.

- Para prevenir el ictus, hay que cuidar el corazón.