mujerHoy

vivir

Efectos secundarios

Nuestro botiquín natural puede jugarnos una mala pasada si lo combinamos con fármacos. Con estas claves no correrás riesgos.

Es mejor no mezclar fármacos con nuestro botiqúin natural.
Es mejor no mezclar fármacos con nuestro botiqúin natural. fotolia

Madrid

Hipérico:

Sus activos poseen un efecto antidepresivo gracias a que estimulan el sistema nervioso y la producción de dopamina y serotonina. Pero puede ser contraproducente si estamos tomando antidepresivos, antivirales, anticoagulantes o anticonceptivos.

Valeriana:

. La reina de nuestras noches posee propiedades calmantes y ansiolíticas... lo que la convierte en un peligro si la combinamos con antihistamínicos o analgésicos y conducimos. Además, disminuye la absorción de los suplementos de hierro.

Ginko biloba:

Mejora la circulación sanguínea y, gracias a ello, beneficia a nuestro cerebro. Pero si tomas anticoagulantes (incluido el ácido acetilsalicílico) o complementos con omega 3, consulta al médico antes de recurrir a él. A. Paris.

Contra el invierno

  • Si hay una planta a la que recurrimos en cuanto llega el frío, y los temidos estornudos, es la equinácea: sirve para reforzar nuestras defensas, es capaz de protegernos de las infecciones víricas e, incluso, se puede emplear si padecemos una cistitis recurrente. Pero hay casos en los que su uso está contraindicado: por ejemplo, si se padece un trastorno autoinmune o se es alérgico al polen.

También te puede interesar...

- Para prevenir el ictus revisa los factores de riesgo

- Los riesgos de la anestesia