mujerHoy

vivir | Entrevista

ODILE FERNÁNDEZ

MÉDICO, DIVULGADORA CIENTÍFICA Y SUPERVIVIENTE DE CÁNCER

Revoluciona tu vida cuando estés sano y no cuando el cáncer te obligue a parar

La doctora Odile Fernández, autora de 'Mi revolución anticáncer'
La doctora Odile Fernández, autora de 'Mi revolución anticáncer' PLANETA

En su nueva obra invita a realizar pequeños cambios en la rutina, sobre todo en la alimentación y en el terreno emocional, los dos estandartes de su particular victoria contra el cáncer.

"Si yo pude, tú puedes. No soy una gurú ni una guía espiritual, solo una mujer corriente que hizo algo extraordinario cuando creyó en ella misma"... 'Mi revolución anticáncer' (Planeta) es el libro testimonial de la doctora Odile Fernández que ayuda a entender que está a tu alcance lograr lo imposible. A los 32 años decidió luchar por la vida y enfocó el cáncer de ovario con metástasis que le diagnosticaron de manera integrativa. Su experiencia está plasmada en esta obra interactiva, con códigos QR, ilustraciones para colorear o listas personalizadas.

Ha compartido su conocimiento y su experiencia de vida tanto en su blog Mis recetas anticáncer como en sus libros 'Mis recetas anticáncer', 'Mis recetas de cocina anticáncer' y 'Guía práctica para una alimentación y vida anticáncer' donde proponía adoptar una postura activa, tanto en la prevención como en la curación de la enfermedad. Ahora en 'Mi revolución anticáncer' invita a realizar pequeños cambios en la rutina, especialmente en el terreno alimentario y emocional, los dos pilares para superar la enfermedad, que además son estandartes de su particular victoria contra el cáncer.

Mujerhoy: Casos como el de Bimba Bosé o el de Pau Donés han dado recientemente una gran visibilidad mediática al cáncer... Nos hacen temerlo aún más, pero usted nos dice que "el cáncer se puede curar". ¿Qué mensaje le gustaría transmitir a los enfermos y a sus familias?

Odile Fernández: Cáncer no es igual a muerte. Cada vez son más los supervivientes de cáncer. Sé puede superar y ese debe ser nuestro lema si nos diagnostican la enfermedad. Cambiar el color negro y el miedo al que solemos asociar esta enfermedad, por el verde y la esperanza. Es verdad que en esta enfermedad algunos mueren, pero es que al fin y al cabo todos vamos a morir, es lo único certero, pero como no sabemos cuando llegará ese día disfrutemos del camino y vivamos con intensidad.

Mujerhoy: La aportación de sus obras ha supuesto para muchas personas una auténtica revolución anticáncer, lo que hace más que oportuno el título de libro, ¿por dónde empieza esa revolución?

Odile Fernández: Esta revolución empieza por hacer una reflexión '¿estás viviendo la vida que querías vivir?', '¿haces algo a diario para intentar ser feliz?', '¿te sientes bien cuando comes?', '¿crees que comes de manera saludable?' Revisemos cómo estamos viviendo y lancémonos a vivir una vida plena, intentando gozar de salud. Para eso revisemos cómo estamos viviendo, cuál es nuestro estilo de vida y cómo gestionamos nuestras emociones. Yo tuve que empezar esta revolución cuando me diagnosticaron cáncer, pero lo ideal sería empezarla cuando estamos sanos y no cuando la vida nos obliga a parar y revisar cómo estamos viviendo.

Mujerhoy: Cuenta que actitudes como el agradecimiento diario ayudan a fabricar una mente anticáncer, pero, ¿qué actitudes serían entonces 'cancerígenas'?

Odile Fernández: Se han relacionado ciertos rasgos de personalidad con una mayor propensión a padecer cáncer. Según el doctor Simonton, las personas que desarrollan un cáncer son personas más vulnerables, a las que les cuesta decir 'no', que siempre están disponibles para los demás y asumen demasiadas cargas y responsabilidades con tal de agradar. Dependen del exterior emocionalmente para sentirse realizados y cuando esa persona o ese trabajo que creen que les da la felicidad se pierde o se aleja, les genera impotencia y estrés, lo que les produce inmunodepresión e inflamación. El estrés crónico en el trabajo también se ha relacionado con más riesgo de padecer cáncer. Para mí, la enfermedad fue el momento de aprender a decir no, aprender a echar el freno de mano y empezar a quererme a mí sobre todas las cosas y a disfrutar del momento, disfrutar de las cosas que realmente me hacían feliz, independientemente de lo que pensasen los demás.

Las personas a las que les cuesta decir no y siempre están disponibles para los demás tienen más riesgo de padecer cáncer"

Mujerhoy: Se refiere a la meditación como gran pilar anticáncer, pero desconocida para quienes se sienten incapaces de practicarla. No es extraño oír comentarios que la califican como una pérdida de tiempo, ¿cómo podemos convencerles de sus beneficios?

Odile Fernández: La meditación es la medicina para la mente y es la causa principal de la paz mental. La práctica de la meditación es un método para familiarizar nuestra mente con sus estados positivos y experimentar paz y serenidad. Cuando nuestra mente está serena, dejamos de tener preocupaciones y problemas y experimentamos verdadera felicidad. Si carecemos de paz mental, por muy agradables que sean las circunstancias externas que nos rodeen, no seremos felices. Al meditar anclamos la mente al presente para que no vague a la deriva, para que esté presente en el aquí y el ahora. La meditación ayuda a diluir la rabia, la ira y el enfado. Practicando 10 minutos diarios obtendremos beneficios. Para aprender a meditar es mejor empezar de la mano de una persona adiestrada, pero nosotros solo en casa podemos hacerlo perfectamente siguiendo unas pautas o escuchando meditaciones guiadas. En esta obra ofrezco herramientas para ponernos manos a la obra y empezar a meditar.

Mujerhoy: La expresión de las emociones a través del arte es otro recurso que propones. ¿Cuál es la clave para elegir la expresión artística que más nos favorece?

Odile Fernández: Dejarnos llevar por lo que nos apetece crear sin poner expectativas en lo que vamos a crear. Puede ser hacer punto, pintar, colorear… El objetivo de la arteterapia no es esculpir un Miguel Ángel, sino expresar nuestras emociones y mejorar nuestro bienestar emocional. Bucear en nuestro interior para sacar nuestros conflictos y transformarlos a través del arte es el objetivo de esta terapia. Cualquier persona puede practicar la arteterapia, no está reservada para los grandes artistas. Todos tenemos la capacidad de crear. Durante mi cáncer yo practiqué la 'cocinoterapia', cocinando con mucho amor esos alimentos que sabía que me podían ayudar en mi proceso.

Mujerhoy: Decir no es otro de los pilares de la mente anticáncer. Suele ser una recomendación que hacen los psicólogos ante situaciones de bloqueo, estrés o baja autoestima. ¿Por qué es sanadora?

Odile Fernández: Decir 'no' o decir 'basta', implica decir «voy a vivir la vida que realmente quiero vivir, le guste o no a los que me rodean». Al decir 'no' sale tu verdadero yo y no permites que nadie te oprima o te obligue a hacer aquello que no deseas. Para decir 'no', primero tienes que amarte a ti sobre todas las cosas, pensar que la persona más importante de tu vida eres tú.

Mujerhoy: En cuanto a la alimentación, ¿qué es lo más importante en nuestra despensa anticáncer y qué debemos evitar?

Odile Fernández: Elegir alimentos frescos y de temporada y cocinarlos en casa, huyendo de los ultraprocesados y refinados. Nuestra alimentación debe basarse en hortalizas, setas, fruta, frutos secos, semillas, legumbres y pescado. Reducir o mejor eliminar azúcar, harinas refinadas, pastelería y bollería, grasas vegetales refinadas, carne roja, embutidos y carne procesada.

Mujerhoy: ¿Y qué rutinas de ejercicio físico nos ayudarán?

Odile Fernández: Treinta minutos al día de ejercicio físico moderado tiene múltiples beneficios para la salud y puede reducir el riesgo de enfermedades como cáncer, diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares. Cada uno debe practicar aquello que le guste, porque se trata de disfrutar y mantener la rutina. Caminar es gratis y a la mayoría de las personas les resulta agradable.

Mujerhoy: ¿Qué señales de nuestro cuerpo y nuestra mente indican que necesitamos de forma urgente una revolución anticáncer?

Odile Fernández: La mayoría de los enfermos de cáncer reconocen que antes del diagnóstico notaban que algo no funcionaba bien en su cuerpo y en su mente. Yo tuve esa misma sensación. Me sentía cansada, fatigada y triste sin tener un motivo aparente. Tenemos que aprender a escucharnos, detectar lo que no funciona y ver cómo podemos mejorar. Para eso debemos pararnos un poco. Vivimos demasiado rápido y no estamos pendientes de las señales de alerta que nos manda nuestro cuerpo. No debemos esperar a que nos diagnostiquen una enfermedad para cambiar y mejorar nuestra vida.


Horóscopo