mujerHoy

vivir

Cinco beneficios de la quinoa para las embarazadas

La quinoa es una semilla que se puede tomar como un cereal cualquiera

La quinoa es buena para las mujeres embarazadas.
La quinoa es buena para las mujeres embarazadas. fotolia

Seguro que has oído hablar de ella, sobre todo si eres alguien a quien le gusta estar a la última en todo lo referido a dietética, vida sana, alimentación saludable. Estamos hablando de la quinoa, un superalimento cada vez más presente en nuestra dieta. En palabras de la investigadora Rosa Navarro, del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago de Chile “personas que por creencias rechazan alimentos que provengan de animales, como es el caso de los veganos, tienen que consumir otro tipo de productos, en demasía, para poder obtener la misma cantidad de aminoácidos que se obtendría con carne y con leche.

En cambio, tomando quinoa pueden obtener un concentrado de proteínas sin consumir que consumir, por ejemplo, elevadas cantidades de soja”. Y es que la quinoa, según Concepción Romero, CEO de la empresa Naturquinoa, “es una semilla que se puede tomar como si fuera un cereal cualquiera (en ensalada, mezclada con yogurt, como relleno de empanadas…) y que aporta una gran cantidad de beneficios a cualquiera, en especial a la mujer embarazada”.

¿Las razones para ello?

  • Aporta proteínas. En concreto, 16 gramos de proteína por cada 100 gramos de alimento. Por esta razón, la quinoa en un estupendo alimento a incluir en la dieta de cualquier mujer embarazada, ya que no podemos olvidar que la proteína es fundamental para el correcto desarrollo de las células del bebé. Eso sin pasar por alto que, además, ayuda a otorgarle energía a la futura mamá y a reducir la retención de líquidos, al tiempo que disminuye las posibilidades de que sufra infecciones.
  • Es rica en fibra. Un alimento rico en fibra resulta especialmente beneficioso para la gestante por un buen número de razones (es un estupendo aliado en el mantenimiento del peso, ayuda al tránsito intestinal, reduce las posibilidades de estreñimiento…)
  • Cero gluten. Esta propiedad hace de la quinoa un alimento perfecto tanto para mujeres embarazadas, como para personas celiacas que no pueden consumir otro tipo de alimento.
  • Controla el colesterol. Cierto. La quinoa resulta de lo más efectiva para tener bajo control los niveles de colesterol… algo muy importante para las futuras madres: un nivel elevado de colesterol podría tener complicaciones para ella y para su bebé.
  • Excelente fuente de proteínas. Esta particularidad de la quinoa aporta a la madre efectos positivos, como mantener a raya las estrías, conservar el cabello sano (hay que tener en cuenta que son muchas las mujeres que reconocen que, durante el embarazo, notan que su cabello se vuelve más débil, pierde vida y brillo) o ser un buen aliado en tareas como controlar el estrés, preservar unos niveles adecuados de hidratación en la piel o, no menos relevante, ser una fuente de magnesio (algo muy útil, por ejemplo, para combatir, migrañas).

Sobre todas estas propiedades, relacionadas con el consumo de quinoa, la nutricionista Anna Grifols opina que lo mejor de esta semilla es que “contiene gran cantidad de hidratos de carbono de lenta absorción. También, un porcentaje de proteína de alto valor biológico que puede llegar al 23% y un contenido de leucina de 104mg/100g. O sea, superior a la mayoría de granos que encontramos en el mercado, lo que es especialmente beneficioso para la mujer embarazada, puesto que regula los niveles de azúcar en sangre”.

Espinacas con quinoa: un plato perfecto si estás embarazada

¿Y, por qué razón? Pues porque resulta que el ácido fólico, un ingrediente fundamental, tanto para prevenir daños en el tubo neural como para producir células sanguíneas para el feto, se encuentra en altas cantidades tanto en las espinacas -en realidad, en todas las verduras de hoja verde- como en la quinoa. En el caso de la quinoa, además, se da la circunstancia añadida de ser una muy buena fuente de provisión de vitaminas E y B; de minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, manganeso, cobre y zinc; o de proteínas. También es la quinoa un alimento con un alto contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, algo ideal para estados como el embarazo, con un alto nivel de desgaste físico.

En cuanto a las espinacas, ayudan a enfrentar el cansancio y la falta de energía. Esto es gracias a la presencia de un coenzima llamado Q10. Este elemento, también llamada ubiquinona, es una molécula indispensable en nuestro organismo y que, a veces, ante situaciones de estrés o consumo de fármacos, puede faltar o ser escasa.

Para María Asunción Amo Martín, dueña de la dietética Altea, que lleva cuarenta años con la puerta abierta en el bilbaíno barrio de Deusto, que la mujer embarazada haya descubierto los beneficios de la quinoa no es ninguna novedad, pues antes ya lo habían hecho otros colectivos “es uno de los alimentos con los que envían a los astronautas al espacio. Y es que es muy completo. La gente joven la toma en el desayuno porque al ser muy saciante y liberar energía poco a poco, funciona como 'anti kilo'. Y la gente mayor, que tiene malas digestiones, también la ha incorporado”

Conclusión: si sientes que, durante tu embarazo, tu dieta no está siendo lo suficientemente equilibrada (te sientes cansada, tu piel está seca, tu pelo no tiene brillo…) quizás sea el momento de que incorpores la quinoa a tus hábitos dietéticos.


Horóscopo