mujerHoy

vivir

Vientre plano: 9 alimentos y 5 manías que debes evitar para conseguirlo

La tripita es una de las zonas que más preocupa cuando se acerca el verano. Pero aún estás a tiempo de reducirla.

Miranda Kerr, una de las famosas que siempre luce vientre plano.
Miranda Kerr, una de las famosas que siempre luce vientre plano. D.R.

No aparques el bikini este verano. Conseguir un vientre plano no es una quimera si conviertes en hábitos estos sencillos consejos de alimentación y ejercicio.

Antes de nada recuerda que en realidad es una utopia pretender tener un vientre plano las 24 horas del día, pues después de comer y beber, la comida y los líquidos ocupan su espacio en el estómago y los intestinos, y eso da lugar a una expansión en la zona abdominal. Así, aunque tener la tripa hinchada no tiene por qué indicar que existe un problema de salud, es cierto que algunos alimentos favorecen la inflamación del vientre mientras que otros permiten mantener el abdomen plano.

Los alimentos para tener un vientre plano

  • Pepinos. Al igual que reducen la inflamación de los ojos, disminuyen la del intestino. Este vegetal contiene quercetina, un flavonoide antioxidante que ayude a reducir la inflamación.
  • Yogurt con probióticos. Las bacterias del yogurt ayudan a regular la digestión y a mantener el buen estado del tracto digestivo.
  • Jengibre. Es un antiinflamatorio natural y una ayuda para la digestión porque relaja los músculos del tracto digestivo, lo cual alivia y reduce la inflamación. Además, contiene una enzima que absorbe las proteínas, reduciendo los gases.
  • Plátanos. Es un alimento rico en potasio , al igual que el aguacate, los kiwis y las naranjas. Todos ellos previenen la retención de líquidos regulando los niveles de sodio. En el caso de los plátanos, además, al ser ricas en fibra soluble son una ayuda frente al estreñimiento.
  • Papaya. Contiene una enzima (papain) que facilita la digestión. Además se le atribuyen propiedades anti inflamatorias, así como una gran riqueza de fibras que fortalecen el tracto digestivo.
  • Espárragos. Es eantiinflamatorio pues ayuda a eliminar el exceso de agua del organismo, aliviando la inflamación y la incomodidad que generan las digestiones largas.
  • Semillas de chía. Su contenido en ácidos grasos omega 3, con efecto antiinflamatorio, ayuda también a compensar la inflamación que producen otros alimentos.
  • Manzana verde. En especial las de la variedad Granny Smith, pues ayuda a limpiar el colon y el intestino, favoreciendo el crecimiento de baceterias 'amigas'l.
  • Infusiones. El hinojo, el boldo, el anís y el regaliz favorecen la digestión, lo que contribuye a evitar los gases.
  • Piña. Su alto contenido en bromelina ayuda a absorber proteínas y conseguir fibra indisoluble que facilita la eliminación de toxinas y mejora la salud intestinal.

Además de incluir estos alimentos de forma equilibrada en tu día a día, también es importante que reduzcas el consumo de lácteos, de alimentos ricos en grasas, de vegetales como la coliflor, el repollo, el maiz, las cebollas o los rábanos y los productos elaborados con trigo.

Y lo que debes evitar es...

  • Las bebidas carbonatadas, el chicle y las pajitas. Las bebidas con gas, incluso cuando no contienen azúcar ni calorías, son causantes de la inflamación del vientre y de la acumulación de aire en la zona abdominal. Con el chicle el cuerpo ingiera aire, que causa la hinchazón del cuerpo y lo mismo sucede con las pajitas..
  • Atracones. Olvídate de las cenas copiosas y pásate a las carnes y pescados blancos combinados con verduras de bajo índice glucémico. Intenta cenar entre tres y cuatro horas antes de ir a dormir.
  • Los edulcorantes. Se usan para sustituir al azúcar en bebidas, dulces y postres y son muy difíciles de digerir. Por eso, estas sustancias son algunas de las principales causantes de la mala digestión y la hinchazón del abdomen.
  • Engullir en vez de comer. Masticar bien la comida facilita la digestión y también contribuye a acelerar la sensación de saciedad. También es importante respirar e inspirar de forma correcta. Esto implica mantener la mayor distancia posible entre la nuca y el perineo, con el vientre metido hacia adentro, como haría una bailarina de ballet.
  • Zumos con azúcar añadida. Consumir piezas de fruta en el día a día es fundamental, pero si tomas la fruta o las verduras en batidos, te perderás buena parte de los efectos beneficiosos de la fibra.


Horóscopo