mujerHoy

vivir

Yoga: el deporte del verano

No solo mejorarás tu elasticidad y tu tono mulcular: convertir el yoga en tu hobby del verano reforzará tu salud. ¿Quieres saber cómo?

Una mujer practicando yoga en la playa.
Una mujer practicando yoga en la playa. getty

Triple protección. Practicar esta disciplina de forma habitual, una o dos veces por semana, reduce la concentración sanguínea de interleucina-6, una molécula ligada a la aparición de enfermedades cardiovasculares (infartos), diabetes tipo 2 y artritis. Asó lo afirma un estudio llevado a cabo por especialistas de la universidad de Ohio (EE.UU.).

Mejora tu dieta. Si practicas yoga, además, comerás mejor. ¿La razón? Quienes practican este deporte con asiduidad se vuelven "comedores conscientes" y distinguen cuándo las ganas de comer responden a una sensación de hambre o si obedecen a un impulso provocado por la ansiedad. Lo ha descubierto el Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson de Seatle (EE.UU.).

Menos cáidas

El yoga es especialmente recomendable para mayores de 65 años. Un estudio de la Universidad de Temple (EE.UU.), realizado con mujeres de ese rango de edad, ha concluido que practicarlo ayuda a prevenir las caídas porque incrementa la flexibilidad, el equilibrio y la confianza a la hora de caminar.


Horóscopo