mujerHoy

vivir

Tres modos en que ser alto mejora o empeora tu salud

Se ha demostrado que ser más alto que la mayoría también puede traer problemas de salud.

Una mujer midiéndose.
Una mujer midiéndose. adobe stock

Tener una estatura alta te puede traer muchas cosas buenas en la vida. Podrías ser aceptado en un equipo de baloncesto e incluso podrías tener tu autoestima en muy bue estado. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que ser más alto que la mayoría también puede traer problemas de salud. Por lo visto ser alto tiene un significado para algunos órganos vitales. Veamos.

Modos:

  1. Más riesgo de desarrollar coágulos. Un estudio publicado en Septiembre en la revista Circulation: Cardiovascular Genetics, se estudió la relación entre la estatura y el riesgo de tromboembolismo venosos, la tercera causa de ictus y ataque al corazón, y encontraron en unngrupo de más dos millones de personas, que los hombres de estatura más baja tenían un 65% menos de riesgo de sufrir este tipo de evento que aquellos más altos que medían más de 1,88. También analizaron el fenómeno en un grupo de mujeres embarazadas porque el embarazo es en sí mismo un factor de riesgo para desarrollar coágulos, y observaron que las de estatura más baja tenían casi un 70% menos de riesgo que las de 1.80 o más estatura. Los expertos creen que la gravedad juega un papel importante en esta circunstancia porque si los individuos tienen venas más largas tienen una mayor superficie para que puedan desarrollarse coágulos, la presión gravitacional también se incrementa en las venas que tienen mayor recorrido provocando que se ralentice o a veces se detenga la circulación temporalmente.
  2. Mayor riesgo de desarrollar algunos tumores malignos. Cada seis centímetros de estatura el riesgo de morir por un cáncer se incrementa un 4%. Esa es la conclusión de una revisión de varios estudios publicada en 2016 por la revista Lancet Diabetes & Endocrinology. Al parecer, ser alto es un marcador de haber estado sobre alimentado, específicamente con proteína animal de altas calorías durante varias etapas del crecimiento. Los científicos creen que esta circunstancia puede activar el crecimiento de células vulnerables a mutaciones cancerígenas. Otras teorías señalan que la estatura puede ser un indicador de la talla de un órgano, eso dice Matthias Schulze del Instituto Alemán de Nutrición Humana. “Mientras más grande es un órgano habrá más células en riesgo de sufrir una transformación maligna”.
  3. Menos enfermedades del corazón y diabetes. Por otra parte, un estudio publicado recientemente en The Lancet asegura que cada 4 centímetros más de estatura se reduce el riesgo en un 6% de enfermedad cardiaca y diabetes. Las personas altas suelen tener mayores pulmones y un corazón más fuerte que podría explicar parcialmente este fenómeno. Por otra parte, la sobrealimentación que puede considerarse un riesgo para otras enfermedades, puede ayudar a controlar los niveles de la azúcar en sangre y el colesterol.


Horóscopo