mujerHoy

vivir

¿Por qué trabajar desde casa es bueno para ti (y para tu jefe)?

Suelen mostrarse más satisfechos y más motivados con su profesión. ¿El lado oscuro? Trabajan más horas.

Una mujer, trabajando en casa.
Una mujer, trabajando en casa. GTRES

Las personas que trabajan desde su casa o desplazados en otras regiones están mas felices con sus trabajos que aquellos que debe acudir cada día a la oficina para probar que no se están ausentando del trabajo. Esta conclusión proviene de un estudio realizado en la Universidad de Cardiff que también señala el lado oscuro de la cuestión: los empleados que trabajan desde su casa o fuera lo hacen durante más horas y tienen problemas para separar su tiempo de ocio del trabajo. Todo lo mezclan.

En Reino Unido, el lugar donde se realizó el estudio, hay una tendencia creciente a trabajar fuera de la oficina, la gente que trabaja en una oficina ha disminuido del 75% al 66% entre 2001 y 2012, La tendencia ha aumentado con varias investigaciones que inciden en las malas consecuencias de pasar más de ocho horas en la oficina, y luego otra más de traslados.

Según el estudio, los primeros que se benefician son las empresas, pues los trabajadores que están fuera o en casa suelen trabajar más horas y es más frecuente que consideren que "su empleo les exigen trabajar duro y más horas de las normales para cumplir sus objetivos". A cambio de estar en casa no les importa aportar ese esfuerzo extra. Casi el 39% de los que están fuera de la oficina trabajan durante más horas que los que cumplen su horario formal.

Por su parte los trabajadores se benefician de varias maneras, y suelen reportar mayores niveles de satisfacción con su trabajo, y suelen decir con más frecuencia que tienen un trabajo estimulante y agradable.

El lado oscuro

Para ellos la desventaja son las altas horas de trabajo y como éste se confunde y contagio el resto del tiempo de sus vidas. No son capaces de separar su vida del trabajo. El estudio refleja dificultades relativamente altas para desconectar y dar por finalizadas las horas de trabajo.

Si son capaces de superar esta imposibilidad de fijar límites entre su vida laboral y personal, estos trabajadores que están fuera de la oficina se pueden beneficiar de muchos modos de trabajar fuera. Algunos se revientan la oficina en casa y consiguen aislar el trabajo en un espacio concreto, pero la mayoría comparten mesa para comer y trabajar, sofá para trabajar y ver la tele, y al final la sensación general es que siempre están trabajando.

El estudio también señala que varias compañías han reportado experiencias negativas de mandar a sus trabajadores a casa. Reportan concretamente el caso de Yahoo que lo prohibió en 2013 alegando una disminución en la velocidad del trabajo y la productividad.


Horóscopo