mujerHoy

vivir

Un efecto indeseable del móvil que no conocías: las arrugas

Presta atención a las nuevas arrugas que salen a las aficcionadas de las apps...

Chica en la ciudad con móvil
Chica en la ciudad con móvil gtres

Son las huellas de un gesto que las muy dependientes del móvil hacen constantemente, a todas horas y sin darse apenas cuenta: mirar hacia abajo, hacia la pantalla del smartphone. De tanto doblar el cuello, una y otra vez todos los días del año, terminan quedando marcas inconfundibles en cuellos en los que no tendrían que salir arrugas. Los especialistas han bautizado estos cuellos “tech neck” (cuellos tecnológicos), y las consultas estéticas ya están poniendo en marcha soluciones para ocultar los síntomas de tanta afición a las apps.

Los médicos estéticos que ven cómo la preocupación por estas arrugas delatoras en el cuello comienzan a aparecer en los cuellos más jóvenes han dado con una solución fácil e inmediata: los llamados 'fillers'. Las inyecciones con ácido hialurónico que suavizan las arruguitas de otras partes de la cara y rellenan los labios consiguen borrar al instante las marcas del “tech neck”. El resultado además es bastante duradero: pueden llegar a solucionar el problema durante todo un año.

Independientemente de este procedimiento estético, algunos cuidados extra para la zona del cuello no vienen mal tanto si eres una usuaria intensiva del teléfono móvil como si entras en el rango de la normalidad. Por ejemplo, masajearlo con un aceite rico en vitaminas cada día o al menos cada dos días. O usar auriculares para hablar por teléfono, de forma que puedas llevar el cuello erguido al menos en las llamadas.


Horóscopo