mujerHoy

vivir

Cinco cosas que hacer cuando no puedes dormir porque tu mente no para de correr

Cuando empiezas a dar vueltas, no dejas de pensar y no consigues dormirte, es hora de combatir el insomnio. ¡No te pierdas estos trucos!

Mujer con insomnio
Mujer con insomnio GTRES

Haz una lista. Las preocupaciones te mantendrán despierta pero si las pones por escrito y las organizas en una lista de prioridades, parecen que ocupan menos espacio. Es cuestión de orden. No lo hagas antes de irte a la cama, pero sí dedica tiempo durante la tarde a poner por escrito las cosas que tienes que hacer y el orden. Un estudio reciente asegura que escribir una lista con tareas para hacer en un futuro inmediato ayudó a que las personas se quedaran dormidas hasta nueve minutos antes de lo habitual, frente a aquellos que hicieron la lista de las cosas que ya habían terminado durante el día.

Sal de la cama. Quedarte en la cama y luchar por dormirte es contraproducente pues acabas entrenando al cerebro para asociar la cama al insomnio y a las preocupaciones. Si llevas despierto más de 20 minutos sal de la cama y dedícate a hacer otra cosa hasta que el cerebro se olvide de que no podía dormir y esté realmente cansado. Solo entonces vuelve a la cama.

Lee un libro pero nada demasiado excitante. No puedes conseguir que el cerebro deje de pensar pero sí que se distraiga concentrándose en un pensamiento neutral. Como las pantallas digitales son las grandes disruptoras del sueño, lo ideal es leer un libro analógico que no tenga ninguna relación con algún tema que te preocupe especialmente. Tampoco debe ser un tema muy estimulante, algo que a los veinte minutos de lectura te deje cao.

Escucha un podcast. Tienen la virtud de llevar tu mente a otro sitio con mucha más rapidez que un libro, además puedes escucharlo con la luz apagada o muy tenue para conciliar el sueño y sin molestar a tu compañero de cama. La regla es similar a las de los libros, busca un tema que no sea demasiado excitante y que no te quite (literalmente) el sueño.

Concéntrate en tu respiración. Es otro modo de aquietar tus pensamientos y mantener la mente en silencio. Aunque al principio la mente siga a lo suyo pronto se irá acompasando al ritmo de la inspiración y la expiración. Es una técnica milenaria, fíate de ella.


Horóscopo