mujerHoy

vivir

Recetas con verduras para toda la familia

Muchos niños que rechazan las verduras pero hay trucos para que se empiecen a interesar por este tipo de comida...

Variedad de verduras.
Variedad de verduras. getty

Son muchas las familias que sufren cada vez que tienen que incorporar la ración de verduras en el menú de sus hijos. Sin embargo, lo mejor es empezar desde los primeros años de vida con recetas sencillas que les permitan saborear diferentes verduras también en distintas texturas.

Si tenéis tiempo, es interesante preparar todos los ingredientes con los niños para que aprecien su color, su forma de cocción y se diviertan mientras cocinan para tener una mejor actitud ante las verduras.

Tortilla de colores: El huevo es uno de los mejores aliados para incorporar verduras en el menú. Bien sea de espinacas, de cebolla, de pimientos verdes, rojos y amarillos, de judías verdes, de berenjena… Las posibilidades de las tortillas son infinitas y te permite aprovechar las verduras que tengas en la nevera.

Croquetas, también de colores: Las croquetas son también una estrategia perfecta para comer verdura. En el caso de verduras como el brócoli o la coliflor, pueden prepararse bolas de puré espeso, con algo de patata o un poco de harina y no será necesario usar la tradicional bechamel. Así los sabores serán más potentes. De esta manera podrás hacer croquetas blancas de coliflor, verdes de brócoli o naranjas de calabaza.

Lasaña de calabacín: Corta un calabacín en rodajas alargadas finas y cuécelas unos instantes en agua hirviendo. En una bandeja engrasada, coloca un poco de salsa de tomate en el fondo y cubre con láminas de calabacín. Continúa con capas de jamón cocido, queso, salsa de tomate y más calabacín. Cubre con bechamel y queso y hornea.

Pizzas: Prepara una masa de pizza o cómprala. Elegid juntos los ingredientes que más os apetezcan: tomates cherry, cebolla, pimiento, zanahoria, brócoli… Ten en cuenta los tiempos de cocción de cada verdura para hacer los trozos más o menos pequeños con objeto de que no se quemen unos u otros queden crudos.

En crudo:

Bastoncillos para dippear: Las zanahorias o el pepino son ideales como aperitivo para tomar con crema de queso, con guacamole o con humus. Preparar el plato de forma atractiva e intercalando colores y poniendo algunos frutos secos y aceitunas pueden completar el plato.

Rollitos de ensaladilla: Prepara una ensaladilla al uso y preséntala enrollada en hojas de lechuga, también puedes preparar barquitas sobre hojas de cogollos o de endibias. En este último caso, recuerda que el sabor ligeramente amargo de las endibias puede provocar rechazo entre los niños.

Y además...

-4 recetas de snacks saludables para comer entre horas

-Rollitos de pepino y aguacate con sirope de arce

-Pastelitos de patata con especias


Horóscopo