mujerHoy

vivir

Las cinco cosas de los hombres de las que más se burlan las mujeres

Antes de caer en uno de estos comportamientos delante de ellas, prueba a "autoanalizarte".

Cinco cosas de las que se burlan las mujeres.
Cinco cosas de las que se burlan las mujeres. Gtres

No existe mujer en la galaxia que no se haya burlado alguna vez de los siguientes comportamientos eminentemente "masculinos". Si eres hombre, quizá te resulte útil leer los siguientes puntos para evitar ser objeto de sus burlas. Aviso para navegantes: la intencion es echar unas risas no malintencionadas, que ninguno se ofenda...

1. Que estén enganchados a muerte a un videojuego: juegan todo el tiempo, quedan en grupo para jugar, no hablan de otra cosa y parece que mientras echan una partida no juegan sino que se dedican a algo mucho más importante que ellos mismos, algo que podría cambiar el futuro de la humanidad. Pareciera que están empleando su inteligencia en sobrevivir a un apocalipsis zombi que es probable que nunca llegue y que seguramente a su chica le importa bastante poco.

2. Que pongan morritos en el gimnasio: ¿Se pueden tonificar los pectorales sin que parezca que están sufriendo un ataque de cólicos? No sabemos la respuesta a esta pregunta trascendental pero si puedes evitar esas caritas y esas miraditas al espejo mientras levantas las mancuernas, hazlo al menos si hay alguna chica delante. Por alguna razón estas muestras faciales de denodado esfuerzo físico nos provocan carcajadas.

3. Que asientan todo el rato con la cabeza mientras hablamos: digamos lo que digamos. Sí, ya sé que quieres demostrar tu amor incondicional pero hay que tener un poco de pensamiento crítico y rebelarte. De lo contrario haremos la prueba de pedirte cada vez cosas más difíciles para poner a prueba tus tragaderas.

4. Que repesquen la ropa sucia del cesto de ídem: lo hacen, con disimulo y lo sabes. Todas lo hemos visto y la pregunta obligada es: ¿Por qué? Preferiríamos hasta que se compren varias versiones idénticas de la misma camiseta pero esto no, hombre. Mucho menos si le ponen un toque de colonia para dispersar el mal olor.

5. Que describan sus dolores con más de tres adjetivos y varios superlativos: ningún dolor sufrido antes por la humanidad es suficiente ni merece ser comparado con el suyo. Unos pocos grados de fiebre los dejan cao en la cama pero en cambio te hacen desarrollar una incontinencia verbal para hablar de la enfermedad que te abruma. Se para el mundo cuando les duele algo.