mujerHoy

vivir

Vaporizadas

Hay tres cosas en la vida: salud, trabajo y amor, por el que no se puede vivir sin él...

Dos mujeres, en un coche y con un perro.
Dos mujeres, en un coche y con un perro. maite niebla

Para hacernos la ilusión de que el verano no se ha terminado -y el cambio climático en eso nos ayuda-, decidimos tomar el aperitivo unos pueblos más allá. En un lugar llamado El sitio, el camarero canturrea mientras pasa con furia una bayeta por la barra. "Que canción de pesadilla," dice Martina, "Además es pegajosa", añade Gordi. Para variar, Listilla opina lo contrario: "Es una canción hortera pero verdadera. Tres cosas hay en la vida: salud (sin ella no somos nada), trabajo (insólito y necesario) y amor (sin el cual se puede vivir perfectamente)".

Tras soltar esta perorata, nos mira satisfecha. -También se puede vivir sin trabajo, replica Martina. -Durante un tiempo. Después mueres de inanición, responde Listilla. -O de frío... Te cortan la luz y te congelas , añade Gordi. -Eso en enero, ahora te quedas sin aire acondicionado y te asas como un pollo en el desierto. -No hace falta que te corten la luz. Si se va y no vuelve, y estás en Acapulco, por ejemplo, a la vuelta tienes un salteado de tus platillos preferidos, putrefactos, y te da un ataque de histeria.

-¡Y te ingresan porque desvarías! -Ni eso, te dejan en tu propia casa gritando, porque se te ha cadudado el seguro médico. -¿Qué seguro médico? Ves demasiadas series. Aquí, todavía, nadie te deja tirada. -Vale, te pones a gritar y una vecina compasiva te lleva a urgencias, allí te dan un par de lexatines y a casa. -Os equivocáis, lo peor es que te corten el teléfono. Y sin mensajes, sin amios, la soledad te atenaza y desesperada...

-¡Te tiras de cabeza por una alcantarilla! -¿Pero qué os pasa?, pregunta Martina. -¿Que estamos en septiembre y parece agosto?, resopla Gordi. Resume Listilla: "En definitica, que se puede vivir sin amor, pero a una temperatura normal". "¡Sin amor la existencia es gris marengo!, canta Martina. Se suma Algarubia: "¡Aaaanodina, anodinaaa!. Gordi enciende el mechero fingiendo entusiasmo: ¡Otra, otra!. Interviene Algarubia: "¿Pedimos otra ronda y que nos pongan el toldo?".

Me levanto y suplico al chico de la barra: "¿Nos puedes atender y poner el toldo? Será el cambio climático..., digo, pero se les está yendo la olla". Como seguimos siendo invisibles para el camarero-cantante, decidimos volver a nuestra terraza local,donde hay un toldo mejor aún, un castaño centenario. Al volver, un perrillo deambula por la carretera. Paro el coche, abro la puerta y se sube de un brinco. "Abandonado, solo y sediento. ¿Cómo puede haber personas así?", pregunta Martina. Son personas en apariencia.

Por debajo de la piel son genet verdosa y vil", responde Algarubia. Martina sonríe y afirma: "Bueno, ahora tienes dueña". Listilla añade con sorna: "Sin collar, flaco y pulgoso, pero ha enontrado lo más importante: ¡el amor!".


Horóscopo