mujerHoy

vivir

Los adolescentes tienen menos sexo que lo que sus padres tuvieron a su edad

El uso de smartphones e Internet son algunos de los factores que inciden en que los adolescentes de ahora tengan menos sexo.

una pareja de novios adolescentes.
una pareja de novios adolescentes. adobe stock

Contrario a lo que se suele creer los niños de hoy no crecen tan rápido. De hecho, y de acuerdo con un estudio publicado por la revista Child Development, están creciendo y madurando de un modo más lento de lo que solía pasar años atrás. Estos resultados provienen de una encuesta a 8,3 millones de adolescentes de entre 13 y 19 años que se ha llevado a cabo durante 40 años en Estados Unidos.

Su hallazgo es que los adolescentes de hoy comparados con los de décadas previas están menos animados a practicar el ocio de los adultos, incluido beber alcohol o salir con chicas o chicos, conducir un coche o buscar un trabajo. Según los investigadores los 18 años de hoy se parecen más a los 15 años de las generaciones de décadas pasadas.

Estos hallazgos coinciden con los de otro estudio similar. Y ambos han traído conclusiones inexactas. Se cree que si los adolescentes beben menos y no tienen sexo suelen ser más aniñados y “virtuosos” de lo que eran sus padres, cuando seguramente tienen mucho más acceso a la pornografía que ninguna otra generación anterior. Otros han dicho que si están menos interesados en trabajar es porque se trata de una generación más vaga que la de sus padres o sus hermanos mayores. Los científicos advierte de que puede que no estén haciendo cosas “mejores” que sus adultos si no que están haciendo cosas “diferentes”.

El lado menos positivo del estudio es constatar el hecho de que muchos adolescentes no se irán de casa cuando empiecen la universidad, un hábito en países anglosajones. Pero hay un lado bueno, los chicos están teniendo menos accidentes de coche que nunca antes y están más protegidos de la droga y el alcohol.

Los investigadores creen que el uso de Internet y los smartphones ha acelerado algunos patrones de comportamientos que cambian la vida social, porque los chicos ya no necesitan moverse de casa para relacionarse y tienen menos probabilidades de verse tentados por las actividades de los adultos.


Horóscopo