Lecciones de belleza

Foto: Nuestro cabello está recubierto de manera natural de una sustancia llamada queratina que es la principal perjudicada ...

¿Cómo afecta el verano a mi pelo?

  • El cloro de la piscina, el salitre del mar, las altas temperaturas, las agradables brisas, la arena de la playa y, muy especialmente, el sol son los peores enemigos de tu cabello en los meses de verano. Si bien es cierto que cada vez estamos más concienciados de la necesidad de proteger nuestra piel con más intensidad en esta época, no podemos olvidarnos de nuestro pelo que, como esta, sufre, y mucho, en el período estival.

Nuestro cabello está recubierto de manera natural de una sustancia llamada queratina que es la principal perjudicada por los agentes externos que se acentúan durante el verano. La intensidad de las radicaciones solares y la mayor exposición al sol que tenemos durante los meses de verano, hacen que el cabello tienda a resecarse y presentar una mayor deshidratación, lo que redunda en un aspecto de nuestro cabello mucho más mate y apagado, además de desnutrido.

Por otra parte, el agresivo efecto de los cloros con los que se depura el agua de las piscinas es otro de los agentes adversos que perjudican nuestra salud capilar. Estas sustancias químicas no sólo resecan y resquebrajan nuestro cabello, sino que hacen que el color pierda intensidad y pueda adquirir matices cromáticos poco deseables que impregnan nuestro pelo de un aspecto poco saludable.

El salitre y la arena de la playa, además, agravan el problema al resecar considerablemente nuestro pelo, además de impregnarlo de micro sustancias casi imperceptibles a simple vista que es necesario eliminar a conciencia si no queremos ahondar en el empobrecimiento natural de nuestro cabello durante la estación estival.