Tratamientos

Foto: Esta forma de crear y fabricar ha llegado a la industria textil llenando las pasarelas de tejidos orgánicos y ...

Ecolujo, lo último en tendencias

  • No es que sea un capricho de los gurús de la moda, o la visión de las casas de cosméticos, o un pequeño antojo de los estudios más importantes de arquitectura. El “ecolujo” es toda una necesidad y el respeto por el medio ambiente trasladado a nuestros hábitos de vida se ha convertido ya en tendencia.

Esta forma de crear y fabricar ha llegado a la industria textil llenando las pasarelas de tejidos orgánicos y reciclados. Atrás han quedado los años en los que los materiales naturales eran vistos como símbolos de lo ’hippie’ y andrajoso. Si en los años 70 los tejidos orgánicos se impusieron en el nuevo espíritu de mayo del 68, en la actualidad la ropa ecológica se ha extendido incluso entre los diseñadores de lujo. Es lo que Armani ha dado en llamar «ecológicamente correcto», a lo que se han sumado otras firmas de la alta costura como Versace o Stella McCartney.

En los talleres del ’ecolujo’, los tejidos fabricados con almidón de maíz se alternan con los de algodón de cultivo ecológico o seda de Comercio Justo, que aúna criterios ambientales con los solidarios. Lo ’verde’ está de moda, y prueba de ello han sido las pasarelas de las últimas temporadas. Desde Milán a Nueva York, están cada vez más presentes algunas materias primas como la fibra de soja, el cáñamo o incluso las algas, así como las telas elaboradas a partir de cajas de huevos o papel reciclado. También encontramos las bolsas ecológicas de las más prestigiosas firmas, que apuestan por la desaparición de la tradicional y contaminante bolsa de plástico.
 
Pero no sólo la moda se ha vuelto "eco-friendly". En el mundo de la cosmética de lujo, también se ha visto la necesidad de cambiar nuestras hábitos de consumo y nuestros estilo de vida. Se ha dejado de lado la era de los parabenes, de los derivados petroquímicos, los colorantes, las siliconas, el PEG, los emulsionantes químicos o los perfumes sintéticos, para dar la bienvenida a productos naturales, que aúnan la naturaleza extrema y la biotecnología de vanguardia. Elisabeth Visoanska y María Hatzistefanis, creadoras de las marcas Visoanska y Rodial, vieron esa necesidad en el mundo de la cosmética de lujo y crearon ambas marcas "cuyos componentes y principios activos proceden de los árboles, de los frutas, de los fondos marinos, de los desiertos"

Lo ecológico ha dejado definitivamente de ser cosa de grupos marginales y se ha convertido en el estandarte de lo ’chic’. ¿Quién dijo, entonces, que el mundo de la moda y la belleza era pura frivolidad