Tratamientos

Foto: PRECAUCIONESSi una vez más eliges la orilla del mar, ya sabrás de sobra cómo evitar los daños que el sol provoca en la ...

Protégete del sol en la playa

  • Si eliges la playa como destino de vacaciones debes tomar una serie de precauciones para proteger tu piel. Usar cremas con índice de proteccicón alta o hidratar el cuerpo después de la exposición solar son algunas de las medidas claves. Te las revelamos.

PRECAUCIONES

Si una vez más eliges la orilla del mar, ya sabrás de sobra cómo evitar los daños que el sol provoca en la piel. Recuerda que sus efectos son acumulativos. Así que, 15 días antes de desplazarte, comienza con los preparativos: toma algún complemento alimenticio en cápsulas que te ayude a activar el bronceado y a aumentar la tolerancia frente a las primeras exposiciones. Estos productos, como Imedeen Tan Optimizar, Arkosol, E’Lifexir Bodysun Presolar o Vitesse Pre-bronze Xpress, también te ayudarán a prolongar el color dorado. Sé sensata y la primera semana usa un bronceador con índice de protección 30, que gradualmente podrás bajar hasta 15. Dosifica las exposiciones y evita el periodo en que los rayos son más peligrosos: entre las 12 y las 16 horas.

UN PLUS

Si decides salir a navegar, aumenta la protección, porque los rayos solares rebotan en el agua y en alta mar no hay sombra para guarecerse. Usa un solar resistente al agua con factor de protección más alta que el que usas en tierra firme y aplícatelo tras cada chapuzón. Al concluir la jornada, embadúrnate de pies a cabeza con un aftersun que, además de reparar los daños que ha sufrido la piel, la prepara para la exposición del día siguiente.