Tratamientos

Foto: Bucles bien sujetos Para conseguir un recogido de este tipo hay que alisar previamente toda la melena. A continuación, ...

Volumen nocturno

  • Rizos reinventados, melenas texturizadas, moños deshechos... te mostramos los tres looks de noche para las más atrevidas. ¿Te vas a quedar sin probarlos?

Bucles bien sujetos

Para conseguir un recogido de este tipo hay que alisar previamente toda la melena. A continuación, se aplica una crema voluminizadora y, tras cardar los mechones, se recogen atrás, empezando por los laterales y acabando por los de la nuca. Después se enrollan con los dedos para darles forma y se sujetan con unas horquillas. Por último, puedes optar por colocarte una cinta ancha de lentejuelas por encima de la frente, para despejar la cara y ganar altura.

Sobre un lado

Si tienes un cabello liso deberás peinarlo hacia un lado y recogerlo con una cola de caballo por encima de la oreja. El moño con volumen se consigue enrollando la melena sobre sí misma y sujetándola mediante unas horquillas invisibles. El último toque se logra con un spray de fijación, que además define los cabellos.

Longitud salvaje

Para conseguir un acabado salvaje, en primer lugar hay que alisar la melena sólo hasta la altura de los hombros. El resto se riza con una plancha ondulada. Como si fuera una diadema, se coloca un postizo de cabellos naturales sobre la frente, sujeto con horquillas invisibles. Para acentuar el look étnico se pueden añadir dos piezas de piel (una de ellas de zorro) en un lateral y en la nuca. Por último, puedes aplicarte un sérum sobre todo el cabello para darle más brillo.