Don Juan Carlos, acompañado por la Reina y el príncipe de Asturias, ha presidido esta en el recinto de Ses Voltes del Parc de la Mar, al pie de la catedral de Palma, la entrega de trofeos a los ganadores de la 30º Copa del Rey de Vela, entre los que destaca el "Bribón" en el año de su despedida.

El momento más emotivo de la ceremonia ha llegado cuando el rey, patrón del "Bribón" durante muchos años, ha saludado efusivamente al armador del barco, José Cusí, tradicional compañero de navegación de don Juan Carlos, al hacerle entrega de la Copa que le acredita como vencedor en la categoría IRC A, un trofeo que el campeón ha brindado al rey cuando posaba junto a su tripulación para los fotógrafos.

El rey, la reina y el príncipe han acudido al Parc de la Mar directamente desde Puerto Portals, en el municipio de Calviá, tras compartir mesa con el resto de la Familia Real, incluidos todos los nietos de los reyes, en el conocido restaurante donde se celebra la habitual cena anual de la tripulación del "Bribón", a la que suele asistir don Juan Carlos.

Al término del encuentro familiar, los ocho nietos de los reyes, uno por uno, se han acercado a la ventanilla del automóvil del rey para dar un beso de despedida a su abuelo y, poco después, abandonaban el lugar, en distintos vehículos, tanto doña Letizia con sus hijas como la infanta Elena y los duques de Palma con los suyos.

Doña Letizia, que había acudido al club para esperar la llegada del príncipe al frente del "Hispano", festejó junto a don Felipe el éxito del "Bribón" y ambos felicitaron calurosamente a Cusí, con quien intercambiaron impresiones sobre la competición en el propio embarcadero.