Realeza

Los Reyes se despiden del Papa Benedicto XVI en Barajas tras su multitudinaria misa en Cuatro Vientos

Los Reyes de España se despidieron este domingo 21 de agosto en el aeropuerto de Barajas al papa Benedicto XVI, tras cuatro días de visita a Madrid. El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, han acompañado al papa hasta el pie de la escalerilla del aparato -que portaba en las ventanas las banderas vaticana y española-, y antes de que se cerrarán las puertas, el pontífice se giró para saludar, por última vez, a las autoridades y a los peregrinos.


En la ceremonia de despedida que se ha celebrado en el pabellón de Estado del aeropuerto, el obispo de Roma ha asegurado que se marcha "contento y agradecido", además de "realmente impresionado" por lo vivido durante los últimos días, en los que ha presidido la XXVI Jornada Mundial de la Juventud.

A las "alegrías y vivencias" de los últimos días se ha referido también en la ceremonia de despedida el Rey de España, quien ha agradecido al pontífice las palabras de amor y de esperanza que ha dirigido a los jóvenes de todo el mundo.

Benedicto XVI ha señalado que estos cuatro días se le quedarán "hondamente grabados" en su corazón y ha asegurado que se ha sentido muy bien durante su estancia en España.

En el acto han estado presentes también los ministros de Presidencia, Ramón Jáuregui, el presidente del Congreso, José Bono, respectivamente y el arzobispo de Madrid, entre otras autoridades.

Por su parte, el Rey ha dicho que estos cuatro días han estado llenos de alegrías y vivencias para la multitud de jóvenes de España y del mundo entero que han seguido las profundas palabras y reflexiones del papa.

"Habéis dirigido palabras de amor y esperanza, así como de aliento y confianza, a una juventud depositaria de sentimientos y valores como el compañerismo, la amistad y la solidaridad", ha subrayado.

El monarca ha destacado el "compromiso generoso de la juventud para construir un mundo más justo, más pacífico, más solidario y más sostenible", un mundo mejor "desde el respeto a la libertad y la dignidad de la persona" que requiere del "esfuerzo, del diálogo, del entendimiento y de la cooperación de todos para asegurar la concordia, y para superar crisis y desafíos".