Éxito rotundo de convocatoria en los Premios Top Glamour, como es habitual. Ir a la entrega de estos galardones siempre asegura diversión e historietas a tutiplén, amén, por supuesto, de loar a los premiados. Muchos, por cierto, y muy diversos.

Que Elena Tablada y Carolina Herrera –hija– coincidan en el mismo acto resulta, cuanto menos, curioso. Desde que se separó de David Bisbal, Elena anda un poco dispersa. Le endosan novios sin parar –todos primos suyos o amigos homosexuales– y aparece en fiestas con actitud peculiar. Tiene imagen de crápula, y eso que de esta fiesta se fue a casa la primera. Una pena todo, porque gana en las distancias cortas.

De repente se la descubre con ganas de mantener los pies en el suelo, de mostrarse tal y como es con la prensa –encantadora– y de aprovechar con cabeza esta oportunidad de trabajar en lo que realmente le gusta –el diseño de accesorios– con el inestimable apoyo de los medios, que tanto facilitan las ventas.

Nada de Adriana
Si se deja llevar por los expertos adecuados, es cuestión de tiempo que encuentre un hueco permanente en los ambientes más selectos. Esos ambientes en los que tan bien instalada está Carolina Herrera –hija– desde su nacimiento.

Es un incordio tener que añadir la acotación de 'hija' al mencionarla, pero es que no hay otro modo de diferenciarla de su madre. Porque lo de Carolina Adriana Herrera no vale. Le espanta. "Cuando alguien me llama por teléfono y pregunta por Adriana, directamente cuelgo", contó entre risas poco antes de recibir su premio a la Mujer Emprendedora.

Bueno es saber lo muchísimo que le molesta. Carolina asistió con su marido, Miguel Báez 'El Litri', al que dedicó cariñosamente el premio mientras él enrojecía por momentos. Sin miedo alguno, aunque con delicados retazos de pudor, apareció Nieves Álvarez.

Minivestido de infarto y derroche de kilómetros en piernas. Un delirio de mujer. Fabulosa en todos los sentidos. Contaba divertida que su hija, de cuatro años, la miraba atenta mientras ella se arreglaba sin entender muy bien el estilismo: "Mamá, se te ha olvidado ponerte el pantalón". Cuánta grandeza en un cuerpo tan pequeño.

Obras de arte por vestidos
Pero para inmensidad la del traje de Blanca Cuesta, tema recurrente en los corrillos durante toda la noche. Premio a la Pareja de Moda junto a su marido, Borja Thyssen, consideró vestirse para impactar, y vaya si lo consiguió.

Se enfundó dos lienzos pintados a mano por Pedro Sandoval convertidos en vestido por obra y gracia de la diseñadora María Lafuente. Lo aclaró convenientemente durante los minutos que le dieron para agradecer el premio. Casi no quedó promocional. Afortunadamente, le gana su dulzura.

Autora Teresa Barrios

Redactora jefe de Hoy Corazón.

Teresa Barrios
+info
Autora Teresa Barrios

Redactora jefe de Hoy Corazón.

Teresa Barrios

La redactora jefe de Hoy Corazón se adentra en el increíble mundo de las fiestas de los famosos. Con su 'Carné de baile' por delante, Teresa Barrios tiene licencia para contarte todo lo que suceda en los 'saraos' de nuestras 'celebrities' patrias. ¿Te lo vas a perder?