Él seguirá sobre todo caminando hacia Sudamérica y hacia África, y algunos países de oriente. Esa es su meta. Tiene el sueño de llegar a toda la parte baja del mundo, depositar su presencia y su conocimiento porque es lo que anhela. Y estará bien, tranquilo, querrá que la gente esté bien, que tengan paz y armonía. Procurará que no haya conflictos terribles entre la Iglesia y los estados, aunque surgirá algun cardenal cerca de él un poco conflictivo por querer poner ideas mas actuales o modernas.Estará ahi peleando, pero no conseguirá grandes cosas, debido a la fuerza del resto de los personajes que están alrededor de él.

Volver a las Predicciones de Rina