¿Hay algo más peligroso que una mujer que ha decidido matar? Sí, que se enamore de un hombre que comparte su horrenda afición. Y el cóctel se vuelve explosivo cuando las perversiones sexuales, los celos, la avaricia, las sectas destructivas o los desequilibrios mentales se suman a los instintos asesinos y a la ausencia absoluta de escrúpulos. Las siniestras historias de estas parejas letales te causarán escalofríos aunque te encuentres en la playa más cálida del Mediterráneo.

- Madres e hijas asesinas

- Perversas

- Viudas negras, enredadas en su telaraña