Son pequeñas, de color negro brillante y con una marca roja en al abdomen. Los entomólogos dicen que esperan tranquilamente a que las presas queden pegadas en su tela para inyectarles el veneno. Reciben el nombre de viudas porque suelen matar al macho justo después de la fecundación, cuando está confiado y no puede escapar. Siguiendo su ejemplo, muchas han sido las asesinas que han eliminado a sus parejas. Y, como las arañas, no han dudado en recurrir al veneno para lograrlo.

- Madres e hijas asesinas

- Perversas

- Matar en pareja, atracción fatal