Maternidad: ¿nos salen las cuentas?

  • España es uno de los países de la Unión Europea donde nacen menos niños y, paradójicamente, uno de los que menos ayudas ofrece a la familia. Nuestra economía sólo dedica un 0,5% de PIB a este fin, mientras que nuestros vecinos llegan, como mínimo, hasta el 1%.

• El coste de un hijo: según el Instituto de Política Familiar un niño gasta al año unos 5.456 €(unos 15 €al día), y como mucho, las prestaciones de la Administración ascienden a 291 €/año.

Con todas las ayudas que ofrece la Seguridad Social (para lo cual la renta anual bruta del hogar debe ser inferior a 10.728 €), un matrimonio cubre tan sólo el 5% de los gastos de sus hijos. Con la prestación que conseguiría ese mismo matrimonio en Luxemburgo cubriría el 67% de los gastos de los niños, el 33,9% en Alemania, el 29,7% en Reino Unido...

Las comunidades autónomas tampoco compensan este déficit: Asturias, Valencia y Extremadura no dan ninguna ayuda directa a la familia. Aragón y Canarias sólo las ofrecen a aquellas madres que tengan partos múltiples a partir de trillizos (el 0,04% de los partos). Murcia sólo a aquellas que tengan partos de trillizos o más y a familias de más de seis hijos. Valencia únicamente hace descuentos en tasas...

• La comunidad mejor situada en el ranking de las ayudas familiares es Navarra, seguida de Castilla y León, Cataluña y Madrid.

Además de ser escasas las prestaciones en España se enfrentan a varios problemas: la mayoría no están actualizadas, muchas de ellas dependen del nivel de renta de la familia, y las únicas universales están dirigidas a un número limitadísimo de familias (por ejemplo, a los partos múltiples).