Sorprendente y distinta, así se puede calificar la colección de trajes de novia inspirados en el renacimiento italiano que la firma Raimón Bundó ha presentado para 2008 en la Pasarela Gaudí Novia.

Botticelli, Rafael y Miguel Ángel han servido de reinspiración para Ivonne Ruiz, diseñadora de la firma, que ha estampado sobre los vestidos y las colas, en tonos pastel, algunas de las obras más importantes de estos artistas.

Blancos rotos, transparencias y traslúcidos elaborados con tejidos como tul y gasa, se han mezclado con satén de seda para desgranar una colección en la que el protagonismo ha estado en la cintura, siempre enmarcada y destacada con costuras, cinturas o corpiños. Distintos han sido también los vestidos miriñaque hechos con encaje, que escondían en el interior líneas rectas, y los corpiños blancos con bordados de flores en plata.