Tomemos ejemplo de los niños