¿Qué ocurre con las compras a plazos?

Los bienes comprados a plazos tienen una regulación especial, puesto que su adquisición, al hacerse a lo largo de varios años, puede producirse en momentos en que la pareja se rija por regímenes distintos. Las normas que se siguen son las siguientes: 

1. La determinación de a quién pertenece un bien comprado a plazos depende de cómo se haya pagado la primera cuota: si se ha utilizado dinero ganancial, el bien tendrá este carácter. Si, en cambio, el primer pago ha sido privativo, el bien será siempre privativo.
2. Un bien que se ha empezado a comprar a plazos antes del matrimonio tendrá siempre carácter privativo, aunque se acabe de pagar con dinero ganancial.

Vivienda y enseres. Debido a su importancia, la vivienda y enseres domésticos quedan fuera de esta norma. Por ejemplo, si se ha empezado a comprar el piso con dinero privativo y después de la boda se continúa con dinero ganancial, el piso será privativo y ganancial a la vez, según la proporción en que se hayan hecho las aportaciones.

DERECHO COMÚN O FORAL

• En España hay un derecho común, que es el que se aplica en la mayor parte del territorio nacional, y distintos derechos forales, que rigen en determinadas regiones. Las zonas donde se aplican estas normas matrimoniales especiales son Aragón, Baleares, Cataluña, Navarra y parte de la provincia de Vizcaya. Los regímenes de Aragón y Navarra coinciden sustancialmente con el derecho común. En Cataluña y Baleares, en cambio, se establece que, a falta de pacto, se aplicará el régimen de separación de bienes. En la Comunidad Valenciana se empezará a utilizar por defecto el régimen de separación de bienes, en lugar del régimen de gananciales, cuando se apruebe la nueva normativa autonómica sobre regímenes matrimoniales.