Debido a los problemas económicos, muchas historias de intolerancia regionales y nacionalistas se calmarán; la gente estará ocupada en cómo vivir el día a día.

Algunas cosas dejarán de tener importancia y otras se van a exacerbar, sobre todo en las regiones de Cataluña, Navarra y quizás un poco hacia el Norte.

La gente estará sumamente preocupada por su vivir diario. Es posible que el sentimiento de la individualidad regional se incremente pensando que quizás sea lo mejor para arreglar algunos asuntos o situaciones.

Si antes una region no tenia sentimientos individuales, ahora puede tenerlos con la idea de protegerse o salvarse del desastre que la gente pueda sentir en cuanto a la economía y la protección.

Otros por el contrario piensan que es mejor afianzarse en lo nuevo, en la unidad, la globalización, pero imperará más el individualismo por el temor a sentirse perdidos.

Las antiguas raices pueden volver a nacer. Por lo tanto, en lineas generales, va a haber en algunos momentos un recrudecimiento de los partidismos por el miedo económico y por otro lado una desgana y una desmotivación, porque los problemas económicos se incrementarán bastante.  


Volver a las Predicciones de Rina