La vecina chismosa

Cuando mi novio y yo empezamos a salir vivíamos en ciudades diferentes. Como en mi cumpleaños no podía venir, me envió el regalo por correo. Aunque intentaba sonsacarle para que me dijera que era, no soltaba prenda. Me dijo que ya lo vería cuando llegara. Pues bien, resulta que un día cuando volvia del trabajo, me encontré a mi vecina llamando a mi puerta. Me dijo que por equivocación había abierto un paquete que se dirigía a mi. Para más inri me dijo que ya sabía lo que era y quien me lo enviaba. Yo cogí el paquete, no sin acordarme de su madre, y me metí en casa. Justo la cartera se tuvo que confundir y darle el paquete a la vecina más cotilla de todo el bloque. Seguro que en poco tiempo mi regalo sería vox populi. Me dispuse a abrirlo mientras pensaba : qué será? qué será? Una colonia, un libro? Un bolso? Pues no, nada de eso. Era un conjunto muy sexy de sujetador y braguitas a juego. Joder… así me miraba la vecina con esa sonrisa maliciosa en la cara. La chismosa de ella seguro que disfrutó contándoselo a todo quisqui, pero no tanto como yo cuando se lo enseñe a mi novio…