Trabajo

Foto: La profesora sevillana Valentina Ruiz Gutiérrez ha obtenido el primer premio por su estudio sobre las propiedades ...

Valentina Ruiz y Emilia Carretero, premios Exxentia en Fitoterapia y Nutrición

  • Dos investigadoras españolas son las protagonistas los Premios Nacionales Investigación en Fitoterapia y Nutrición que instaura la empresa de biotecnología Exxentia, líder europea en la obtención de principios activos de plantas y vegetales.

La profesora sevillana Valentina Ruiz Gutiérrez ha obtenido el primer premio por su estudio sobre las propiedades saludables del aceite de orujo. El segundo premio es para la investigación de la profesora madrileña Emilia Carretero Accame, relativa a la capacidad de actuación del ginseng sobre el estrés oxidativo, causante de numerosas enfermedades crónicas.

Valentina Ruiz, profesora del Instituto de la Grasa de Sevilla, ha logrado demostrar que el aceite de orujo de oliva tiene unos componentes, los triterpenos, que previenen y actúan contra enfermedades cardiovasculares. El aceite de orujo se obtiene de los restos de la aceituna molturada tras la extracción del aceite de oliva, incluyendo las partes sólidas como el hueso. Es lo que se conoce como alperujo.

Las consecuencias derivadas de un mal uso de los sistemas para la obtención de este tipo de aceite produjo en España la alerta sanitaria y una fuerte polémica en 2001. En su investigación inédita, Valentina Ruiz pone de manifiesto el enorme potencial de los triterpenos del aceite de orujo en la reactividad vascular asociada a la hipertensión.

Por su parte, Emilia Carretero, de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, demuestra en el trabajo premiado por Exxentia las propiedades de un extracto estandarizado de ginseng sobre la capacidad de adaptación a situaciones de estrés.

Los radicales libres causan daños en el organismo relacionados con múltiples enfermedades de carácter cardiovascular, diferentes tipos de cáncer y diabetes. Estos radicales se producen en el organismo continuamente por medio de reacciones bioquímicas que pueden ser, en ocasiones, la respuesta a la exposición de rayos ultravioletas, contaminación ambiental, humo del tabaco, estrés o exceso de ejercicio.

Los antioxidantes protegen los tejidos de los efectos de los radicales libres. Si el organismo no posee suficientes antioxidantes disponibles para neutralizar dichos radicales libres, aparecerá el “estrés oxidativo”. La persistencia de dicho estrés durante un período prolongado de tiempo es la causa de más de setenta enfermedades degenerativas crónicas, una de cuyas manifestaciones más inmediatas es el envejecimiento de la piel.

En este sentido, el trabajo de la profesora Carretero muestra los mecanismos de protección antioxidantes que presenta un extracto estandarizado de ginseng en animales de experimentación sometidos a situaciones de estrés.