Los ecos de la entrevista de Ana Pastor a Ahmadineyad aún resuenan en 'Twitter'

  • La entrevista de Ana Pastor en 'Los Desayunos de TVE' al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, sigue levantando ampollas. El pañuelo que se deslizó de su cabeza, las acusaciones de Ahmadineyad contra Europa, Estados Unidos y España, y hasta el propio tono de la entrevista ha sido y es 'trend topic' en las redes sociales.

Los ecos de una entrevista que ha pasado a la historia siguen resonando. La red social 'Twitter' es una de las que más activas se ha mostrado.

Ana Pastor planteó una entrevista incisiva, sin rehuir ninguna pregunta. La situación en Libia, la represión en Irán, el futuro nuclear...

Sin embargo, Ahmadineyad no quiso entrar al trapo y respondió con cuestiones y con evasivas a las preguntas de la periodista. 'El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra', se podría entender...

¿REPRESIÓN EN ESPAÑA?

El presidente iraní aseguró además que "el Gobierno español reprimió a los separatistas vascos".

Y mientras Ahmadineyad cargaba contra Estados Unidos y Europa ("No hay un solo dictador que no haya sido apoyado por Estados Unidos y Europa"), a Ana Pastor se la deslizaba el pañuelo que cubría su cabeza, provocando un pequeño revuelo, ya que en Irán el es obligatorio para las mujeres.

Sin embargo, Pastor restaba importancia al incidente al asegurar, poco después que no se había dado cuenta: "estaba tan concentrada en la entrevista que no me he dado cuenta del pañuelo".

La propia Ana Pastor recogía luego en su 'Twitter' algunas frases para reflexionar: "Sigo pensando que la noticia son las duras acusaciones del presidente poniendo en duda las democracias europeas" y "es un día para defender la tv pública,el trabajo de sus profesionales y la libertad con la que trabajamos ahora".

Mientras tanto, España 'ardía' con la esperada entrevista. Un 'duelo' que ha hecho que Ana Pastor sea 'trend topic' (lo más publicado y buscado) en 'Twitter'. La red social ha sido un hervidero, donde los comentarios a favor y en contra de unos y otros se han sucedido.

Algunos le reprochan a Ana Pastor que estuviera demasiado ceñida al guión, otros le aplauden su descaro y los menos la critican por el pañuelo que se le deslizó de su cabeza. 

"El periodista no debe ser noticia", asegura Ana Pastor en su blog. Lo cierto es que lo ha conseguido.