Hay vida más allá de las editoriales de moda y los cuerpos perfectos. Un fenómeno se abre paso en la red: los blogs de moda de mujeres con tallas grandes. 

Hay vida más allá de las editoriales de moda y los cuerpos perfectos… Aunque si echamos un vistazo a algunos de los blogs de estilo personal más visitados podría costar creerlo. Sin embargo, basta con fijarse algo más detenidamente para observar como un fenómeno se abre paso en la red: ya no es necesario ser una mujer delgada para poder posar frente a la cámara y lucir modelito sin complejos.

A Ana Goitia, más conocida por ser la autora de “El rincón de Anatxu”, los seguidores se le amontonan y es una de las bloggers más conocidas del panorama actual: “Aún me sorprendo cuando veo que me lee tanta gente, la verdad... Nunca pensé que me animaría a poner fotos de mis looks, ¡en la vida! ¡Y menos teniendo el cuerpo que tengo! ¡Hay días que pienso que es una locura! Pero una locura con la que disfruto mucho. Creo que puede ser una de las razones de tener todos esos lectores, ven a una persona de la calle, una mujer real con sus kilos de más que le gusta la moda, vestir bien y sentirse guapa.”

Porque aunque hay espacio para todas, parece que esas mujeres, con tallas más allá de la 42, parecían haber quedado olvidadas por los medios de comunicación. Elena Devesa, periodista y fotógrafa, creó “Dresstidos” casi por casualidad: “Tras publicar un par de fotos mías con distintos outfits, empezaron a llegarme emails de chicas de todo el mundo preguntándome de dónde era la ropa.” La demanda, entonces, existe, pero hasta que no llegó la democracia blogger no fue correspondida con oferta: “En España, las pocas veces que se trata el tema se hace desde la perspectiva incorrecta,” explica Elena. “No se trata de abogar por la gordura ni mucho menos, pero sí de reflejar una realidad que nos rodea. Modelos como Tara Lynn o Heather Hazzam están arrasando en medio mundo con una talla 46, pero de eso aquí no tenemos ni idea. Seguimos siendo de túnicas mesa camilla que te hacen aun más gorda y de la idea de que cuanto más oscura sea la ropa, más delgada parecerás. Error, error y error.”

Precisamente, ese enfoque inadecuado llevó a Elisabet Quesada de “Vístete que vienen curvas” a promover el movimiento #mujeresREALEStodas, con una gran acogida en las redes sociales. “Todo empezó de manera espontánea con un post en el que hablaba sobre varios artículos que hablaban de las mujeres reales (refiriéndose a las de talla grande), harta un poco de leer esta sandez, porque, efectivamente, reales somos todas. Decidí mostrar fotos de mujeres de todas las tallas, edades y tipos reivindicando que eso eran mujeres reales... ¡Todas lo somos!”. A partir de ahí, varios chicas se pusieron de acuerdo para escribir en sus blogs sobre este tema durante una semana y reivindicar “que la moda no es cuestión de talla sino de estilo.”

Internet sirve, así, para compartir consejos: “Según la forma, nos favorecerán unas cosas u otras, igual que cuando se tienen tallas más pequeñas,” explica Anatxu. “Lo importante es conocer bien nuestro cuerpo y saber sacarle partido. Disimular aquello que no nos gusta y destacar aquello que nos gusta.” También para adquirir confianza, intercambiar experiencias y, cómo no, encontrar prendas que no hay en las tiendas habituales. Entre las favoritas (que comparten tanto Elena como Elisabet), las anglosajonas ganan la partida: Asos (GB), New Look (GB), Dorothy Perkins (GB) o Torrid (EEUU) abren sus puertas en la Red para que las mujeres reales nunca dejen de sentirse como tales.