La colaboración entre la marca de tallas grandes Evans con los diseñadores Suzanne Clements e Inacio Ribeiro fue un éxito tras la aparición de Adele en la gala de los Grammy.