Infórmate

Foto: PREGUNTA: ¿La crisis afecta a las bodas? RESPUESTA: El amor no está en crisis, y desde luego las novias tampoco. ...

Rosa Clará: “De momento, el amor no está en crisis”

  • En 2010, la firma Rosa Clará cumplirá quince años de existencia y celebrará sus 'bodas de cristal' con las novias. La diseñadora catalana que ha levantado este imperio nupcial es una mujer simpática e imparable, convertida en empresaria de éxito internacional sin haber cumplido aún los cincuenta. Y es que Clará, sin ser juez ni cura, ha 'casado', como ella dice, a muchas famosas.

PREGUNTA: ¿La crisis afecta a las bodas?

RESPUESTA: El amor no está en crisis, y desde luego las novias tampoco. Nosotros, al menos, como empresa, y aunque me da un poco de apuro decirlo, estamos en el mejor momento, con más de mil puntos de venta en todo el mundo. Entre nuestra primera y segunda marca casi llegamos a las 80 tiendas, repartidas por España, México, Brasil... Pronto abriremos una en el corazón de París y siete más en el Golfo Pérsico.

P: La novia árabe y la novia brasileña deben de ser muy diferentes. ¿Usted les ofrece los mismos diseños?

R: Sí, los ’best sellers’ de mis tiendas funcionan en cualquier país, sin distinción. En Arabia Saudí, por ejemplo, las mujeres celebran las bodas solas. El único hombre que entra es el novio, de modo que las novias siguen queriendo lo mismo que todas: estar espléndidas.

P: ¿Una se casa como es?

R: Cierto. El traje de novia dice mucho de la personalidad y de los gustos de quien lo lleva. Aunque en Estados Unidos le diré que todas se casan con escote palabra de honor. Da igual el traje que hagas, siempre quieren ese escote.

P: ¿Le quedó mal recuerdo de la boda de Belén Esteban?

R: No. Ella nunca ha hablado mal de nosotros y creo que entendió nuestra postura. Jamás dijimos que no queríamos hacerle el vestido. En esta historia hay muchas cosas que no se han dicho y que ahí quedan...

P: Sí vistió en cambio a la actual ministra de Defensa.

R: Conocer a Carme Chacón fue una experiencia estupenda. Su parte humana nos impresionó. El trato de ella con todos fue espectacular. La recuerdo en el probador, repasando un discurso... Tenía clarísimo lo que quería.

P: Los vestidos más mediáticos tienen que ser exclusivos, ¿no?

R: Nosotros no podemos evitar que un personaje mediático entre en una tienda de Rosa Clará y se compre un vestido. Si nos enteramos, lo frenamos, le hacemos venir a Barcelona y le confeccionamos algo distinto. Pero el riesgo existe.

P: ¿Por qué es un riesgo?

R: Porque si alguien ha elegido ese modelo sería tremendo verlo en todas las revistas semanas antes de la boda.

P: Va a vestir a Carolina López, que se casa en unos meses con Fran Murcia. Entre ellos hay casi medio metro de distancia. ¿Qué hará?

R: Nada. Es una novia que va a lucir mucho el traje, porque al margen de su estatura es muy proporcionada.

P: ¿Con quién van las novias de hoy día a probarse?

R: Con su madre. Todas. La hoy ministra Chacón venía con su hermana y con su madre. La diferencia es que antes, la novia se casaba con veinte años y mandaba mucho más todo su entorno que ella. Ahora la novia tiene una media de treinta años y sabe muy bien lo que quiere.

P: ¿Intenta influir en las famosas?

R: Sí, pero no siempre se dejan. Recuerdo que con María Palacios, la hoy mujer de Alessandro Lequio, yo bajaba escote y ella subía escote. Al final me dijo: ’Rosa, ojalá te hubiera hecho caso’.

P: María no quiso casarse de blanco.

R: Y eso que yo lo intenté desde el primer día hasta el último, porque creo que no hay nada que favorezca más a una mujer que un vestido blanco y largo. Pero ella tenía clarísimo que quería casarse de gris.

P: ¿Con Paulina Rubio fue al revés? ¿Ella bajaba escote y usted lo subía?

R: Ja, ja, ja... Un poco sí.

P: ¿Fue difícil vestirla?

R: Lo más difícil que he hecho, pero no por ella, que es un amor, sino por su apretadísima agenda. No había forma de quedar. Faltaban veinte días para la boda y aún no le habíamos probado... Al final, en un arranque de lucidez, cogí un avión y me fui con una modista y los vestidos de Paulina a Miami. Y lo curioso es que ella estaba tan tranquila. Al final, Paulina amó su traje. Bueno, los tres trajes que le hicimos.

Boda espectacular

P: Ha vestido a muchas mexicanas...

R: Ya lo creo. Recuerdo la espectacular boda de la hija de Fox, el ex presidente mexicano, en su famoso rancho. Con Paulina Fox aún mantengo el contacto. Se fue a vivir a Australia y ha tenido un niño.

P: ¿Y cómo le fue con Shaila Dúrcal?

R: Muy bien. Venía a las pruebas con su hermana Carmen y con su novio. Pero a él le dejábamos fuera, claro.

P: ¿Carmen le asesoraba?

R: No, porque yo creo que toda la familia de Shaila sabe que ella tiene un camino recto y lo sigue. Y acertó. Estaba guapísima con su traje de cuello halter.

P: La que jura que nunca se casará con cuello halter es Lorena Bernal.

R: Lo sé, lo sé. En su caso ha habido que posponer la boda por el embarazo, pero un niño siempre es una alegría. El traje además aún no estaba hecho. Lorena tiene claro lo que quiere. Le noto cierta influencia anglosajona...

P: ¿Y qué recuerda de Paula Echevarría?

R: Fue una de las primeras novias conocidas que casamos y una de las que más vestidos nos ha hecho vender después de su boda. Estaba espectacular con los dos trajes que llevó. Ella fue la primera en utilizar dos vestidos para el día de su boda, uno para la ceremonia y el otro para la fiesta. Ahora ya no hay novia importante que no se case con dos trajes.

P: ¿Le da pena haber vestido a Esther Cañadas para que luego se separara tan pronto de Sete Gibernau?

R: Es ley de vida... Esther, quizá por ser modelo, pasaba de lo ’fashion’. Ella quería un traje muy romántico.