Quien dijo que la ropa premamá no tenía estilo se equivocaba y mucho, y para muestra Jessica Alba, que sabe muy bien cómo sacarse partido con prendas holgadas y cómodas, pero sin perder un ápice de glamour. 

La actriz, que está embarazada de su segundo hijo, se encuentra en su mejor momento personal, a juzgar por las imágenes que nos llegan suyas junto a su hija Honor y su marido, el productor Cash Warren, con quien forma una de las familias más sólidas y envidiadas del panorama Hollywoodiense.