La Navidad engorda entre 2 y 4 kilos

  • La llegada de la Navidad conlleva una alteración en la rutina profesional y familiar, pero sobre todo en los hábitos alimenticios que, tal y como alerta el secretario de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el doctor Miguel Angel Rubio, puede representar en la población una ganancia de entre dos y cuatro kilos de promedio.

Y es que el periodo navideño ya no se acota a los días específicos de Navidad, sino que, "como media, viene a durar un mes", porque "los productos típicos de estas fechas se empiezan a consumir desde que aparecen en las estanterías de los supermercados y semanas antes se está acudiendo a comidas por estas fiestas".

Además, este abuso no tiene edad, "el incremento en el peso afectará tanto en niños como en adultos como en ancianos" y puede costar eliminarlo “más de dos meses".

La comida navideña en sí misma no tiene mucho valor calórico, ya que suelen ser menús compuestos por pavo, besugo ó mariscos, el problema, recuerda, son los aperitivos y las bebidas que acompañan a la cena, además de los dulces propios de esta época. "Una tableta o polvorón tiene como mínimo 100 calorías, por lo que si se digieren tres polvorones y dos trozos de turrón se puede ingerir unas 500 calorías de un modo fácil", explica.

Huir del picoteo navideño

Empachos, resacas, acidez… Para evitar que se produzcan estas molestias los expertos aconsejan comer despacio y masticar bien los alimentos, no comer en exceso, evitar abusar de las carnes y grasas y sustituirlas, siempre que sea posible, por verduras o alimentos ricos en fibras. Y, por supuesto, no abusar del alcohol y el tabaco.

"Lo mejor es prevenir, no comer de casi nada, salvo en lo compromisos y, en la medida de lo posible, huir del picoteo navideño antes de las fiestas establecidas", explica el doctor Rubio.


Posteriormente, "realizar una dieta que hidrate mucho y ligera"; además recuerda que hacer algo de ejercicio o pasear tras la comida ayuda a reducir las calorías.