Cómo evitar el insomnio

Prevenir el insomnio

  • Todos hemos pasado alguna vez una noche en vela sin poder conciliar el sueño, y suele recordarse como algo interminable. Se habla entonces de insomnio. Este trastorno consiste en la imposibilidad para iniciar o mantener el sueño.

Sus síntomas son:
● Dificultad para quedarse dormido en la mayoría de las noches.
● Sentirse cansado o quedarse dormido durante el día.
● No sentirse renovado al despertar.
● Despertar varias veces durante el sueño.

El insomnio también varía en el tiempo que dura y la frecuencia en la que ocurre. El insomnio puede ser a corto plazo (insomnio agudo) o puede durar por un largo tiempo (insomnio crónico).

El problema es que va asociado a una disminución del rendimiento laboral e incluso a un incremento de la tasa de accidentes y a una mayor propensión a padecer enfermedades, provocadas por la reducción de energía y defensas.

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Más del 50% de los pacientes de atención primaria reconocen haberlo sufrido. En definitiva, se estima que entre un 10 y un 15% de la población adulta padece insomnio crónico.

Estas alteraciones impiden la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.

También hay que tener en cuenta que el insomnio puede ser un síntoma de otra enfermedad.