¿Víctimas de las tendencias?

¿Somos presas de las tendencias o realmente nos descubren cosas nuevas?

María Cáceres

Compartir

Las compras que acabas de hacer en las rebajas, la lista nueva de reproducción de Spotify que te has bajado, el corte de pelo que ya pergeñas para primavera, los colores que ya atesoras en tu neceser para maquillarte en cuanto se vaya el gélido invierno o la nueva dieta de la celebrity de turno. Seguro que te reconoces en al menos una o dos de estas acciones. En el estrés de seguir las tendencias, pero ¿somos presas de ellas o realmente nos descubren cosas nuevas?

En la era Instagram, las tendencias beauty se disparan como las perseidas en agosto. Inundan la red social generando necesidad. Hasta aquí, cero sorpresa. Business is business. El problema llega cuando en la hiperconectada aldea de las influencers y youtubers el bombardeo de novedades se nos va de las manos. Y no hablamos solo de dejarnos un roto en la tarjeta importante, sino de problemas más graves que derivan en verdadero estrés y ansiedad. El FOMO (Fear of missing out) es el miedo a quedarse fuera y perderse algo que nos provoca todos esos eventos, lanzamientos y planazos que vemos a través de nuestro smartphone. Es una adicción que genera ansiedad y que exacerba el miedo a sentirse excluido de toda la vida, pero en el superlativo mundo digital.

El FOMO (Fear of missing out) es el miedo a quedarse fuera y perderse algo que vemos en las redes sociales

El labial de Paula Echevarría nos convierte en una auténtica fashionista. El maquillaje de Kylie Jenner o de Rihanna para Fenty Beauty, en las mejores (y más cool) cazatendencias. El packaging ultra mono (sic) hace a la millennial sentirse la más chic. Sumen todo lo que imaginen a esta lista de ficciones. Leíamos hace no mucho que “ser adicta a la belleza es a la mujer millennial lo que la Nutella al amor, una relación indestructible que nace de la dependencia y la adoración”. Ahí está la clave. Y la crítica. No todo vale y, sobre todo, no todo nos vale.

Las tendencias de makeup de la próxima temporada hablan de maquillajes híper recargados, eye liner con formas exóticas y sombras multicolores, caras dibujadas, tonos flúor en labios, párpados e incluso pestañas y mucha purpurina. Pero también se llevan los tonos empolvados y nude en los labios estilo Audrey Hepburn, que convivirán con las barras mate. Cabellos grises y lilas junto a melenas muy lisas, cortes bob desordenados y muchos flequillos. Pero, ante todo esto, ¿cuál es la moda que me sirve a mí?

Afortunadamente en el mundo beauty cada día impera más el compromiso. Nos informamos más y mejor. Por eso, queremos saber qué ingredientes esconden nuestros productos de belleza, buscamos cosmética verde, orgánica y que sea 100% cruelty free y para convertirse en nuestras prescriptoras no sirve cualquiera. Sentido común y cabeza, en definitiva, para seleccionar las tendencias que más nos pegan y que, de verdad, queremos seguir. No hay otro secreto. Nosotras te contamos las últimas novedades, pero la decisión siempre es tuya.