Elizabeth Arden

Paso a paso: cómo incorporar el retinol a tu rutina de belleza diaria

Te damos algunos trucos y consejos para introducir el retinol por primera vez en tu ritual ‘beauty’

Cecilia Marin

Compartir

Seguro que de un tiempo a estar parte has oído hablar de las bondades del retinol, uno de los tratamientos más eficaces para combatir el envejecimiento de la piel. Reducir arrugas y minimizar líneas de expresión, dar luminosidad y unificar el tono de tu piel, mejorar su textura, cerrar porros… Tú también quieres, ¿verdad? 

Se trata de uno de los tratamientos más eficaces para combatir el envejecimiento de la piel

El nuevo formato de retinol encapsulado de Elizabeth Arden ha contribuido a que introducirlo en nuestra rutina de belleza sea más sencillo que nunca, pero si aún no lo has utilizado y tienes dudas de cómo comenzar a aplicarlo, aquí tienes unos cuantos tips para que empieces a hacerlo de manera correcta.

¿Es adecuado para mi tipo de piel?

El retinol es uno de los ingredientes cosméticos antiarrugas más efectivos avalado dermatológicamente y está indicado para todo tipo de pieles. No obstante, las pieles más sensibles pueden empezar a utilizarlo de forma progresiva, aplicándolo una o dos veces por semana, hasta introducirlo finalmente en la rutina de belleza diaria. La fórmula encapsulada de Elizabeth Arden, en concreto, no contiene conservantes ni perfumes, normalmente los responsables de las principales alergias en la piel.

Las cápsulas monodosis de retinol de Elizabeth Arden contienen la cantidad adecuada de producto que debemos aplicarnos cada noche

¿Cuándo debo utilizarlo?

El momento idóneo para utilizarlo es por la noche, ya que es en esas horas cuando se produce el proceso de reparación natural de la piel. El retinol actúa como un sérum nocturno, así que su orden de utilización es el siguiente: primero, limpia tu rostro; después, aplica una cápsula de retinol sobre rostro, cuello y escote; por último, aplica la crema de noche que utilices habitualmente. 

Vaciar la mitad de su contenido sobre nuestros dedos y mezclarlo en movimientos circulares

¿Cómo lo hago?

Las cápsulas monodosis de retinol de Elizabeth Arden contienen la cantidad adecuada de producto que debemos aplicarnos cada noche. Basta con vaciar la mitad de su contenido sobre nuestros dedos y mezclarlo en movimientos circulares. Luego dividimos el rostro en tres partes, zona de la frente, mejillas y barbilla, y aplicamos el productos dándonos pequeños toquecitos desde dentro hacia fuera. Por último, aplicamos el resto de la cápsula de igual forma sobre cuello y escote. Tu rutina de noche ‘beauty’ ha sido completada. 

CREDITOS
  • Alessandro

    Director Creativo

  • Doctor Ketframe

    Realización y Edición

  • Adei Eder

    Dirección de fotografía