BABARIA

Estos son los dos productos que puedes utilizar para dar luminosidad a tu piel

¿Y si hubiera un producto que nos proporcionara el tan ansiado efecto buena cara a largo plazo? A falta de uno, hemos encontrado dos.

Cecilia Marín

Compartir

Una de las máximas preocupaciones que solemos tener al mirarnos al espejo es la de tener el rostro apagado. No dormir lo suficiente o llevar un estilo de vida en el que el estrés tiene más protagonismo del que debería pueden ser algunas de las causas, pero no son las únicas. La alimentación o la contaminación de la ciudad a la que estamos expuestas a diaria también hacen mella en nuestra piel.

La buena noticia es que podemos hacer algo para la solucionarlo. Además de  adoptar hábitos de vida saludables, existen productos que pueden ayudarnos a recuperar esa piel radiante, revitalizada, con más luz y, en definitiva, ese efecto buena cara que tanto ansiamos. Ese el caso de la nueva línea línea Vitamin C de Babaria, compuesta por un sérum y una crema que ofrecen protección urbana total con resultados antioxidantes y antienvejecimiento.

El secreto está en la utilización de un activo innovador derivado de la vitamina C

Para ello, la marca ha empleado un activo innovador derivado de la vitamina C que protege a la piel y previene el envejecimiento causado por efectos externos como el sol o la polución, además de proteger contra la luz azul que emiten los dispositivos móviles y otras pantallas.

De este modo, tanto el sérum como la crema están especialmente pensados para aportar luminosidad a los rostros apagados. Asimismo, son un coadyuvante en tratamientos antimanchas porque reducen las manchas de la edad y unifican el color de la piel. Además, minimiza las arrugas y la piel mejora en flexibilidad gracias a que estimulan la síntesis de ácido hialurónico y colágeno natural de la piel.

Si quieres incluir estos dos productos en tu rutina de belleza, te contamos cómo hacerlo paso a paso:

Paso 1. Desmaquíllate y limpia tu rostro

Antes de utilizar este sérum de vitamina C, es importante que tengas la piel del rostro limpia y desmaquillada. Puedes aplicar el sérum dos veces al día (mañana y noche). Eso sí, si lo aplicamos por la mañana, es muy importante que te apliques posteriormente un protector solar.

Paso 2. Aplica el producto sobre la yema de tus dedos

Aplica unas gotitas de sérum sobre las yemas de los dedos

Aplica unas gotitas de sérum sobre las yemas de los dedos y distribuye el producto por el rostro, cuello y escote hasta su completa absorción.

Paso 3. Divide la cara en tres partes: frente, mejillas y barbilla

Divide la cara en tres partes

Con esta división te será más sencillo prestar atención a todas las partes de tu rostro por igual. Aplica el sérum por todas estas zonas con toques extendidos y siempre desde dentro hacia fuera.

Paso 4. No te olvides de cuello y escote

Aplicar el sérum en esta zona haciendo movimientos ascendentes

Aunque a menudo son los grandes olvidados, debemos incluir el cuello y el escote en nuestra rutina de belleza. De este modo, deberemos aplicar el sérum en esta zona haciendo movimientos ascendentes.

Paso 5. Aplica la crema vitamina C

Puedes utilizar la crema vitamina C

Una vez has seguido todos estos pasos y el sérum se ha absorbido completamente, puedes utilizar la crema vitamina C. Debes hacerlo con movimientos ondulares extendidos desde los labios hacia fuera y de forma ascendente. ¡Ritual antioxidante+luminosidad completado!

CREDITOS
  • Alessandro Marra

    Director Creativo

  • Doctor Keyframe

    Realización y Edición

  • Carolina Cuadros

    Lectora MujerHoy