Obesidad por trastorno de la alimentación

Obesidad por trastorno de la alimentación

La obesidad es una enfermedad crónica originada por muchas variables (influyen factores genéticos, el sedentarismo, comer excesivamente y disfunciones metabólicas).

La característica fundamental es la acumulación excesiva de grasa, con un aumento de peso por encima de unos límites adecuados. Esto puede constituir un serio peligro para la salud y es uno de los problemas más comunes que existen en la sociedad.

En muchas ocasiones, las emociones estimulan la obesidad y se produce un círculo vicioso difícil de romper. La persona obesa puede tener una tendencia a comer cuando está ansiosa, aburrida o triste. A raíz de haber ingerido demasiado, se produce un gran sentimiento de culpa y pueden comer más para enfrentarse a esas emociones negativas.
Aunque en la obesidad influyen muchos factores y la etiología no está muy clara, pueden existir una serie de comportamientos inadecuados en relación a la alimentación:

- comer independientemente del hambre o la saciedad hábitos alimentarios inadecuados (comer entre horas, comidas ricas en grasas, dieta abundante en comida rápida etc.)

- muchas veces, en la persona obesa, la ingestión de los alimentos no está regulada por señales internas corporales (tener hambre), sino por señales externas (ej. Por como están presentados los alimentos, porque observan a otras personas comiendo etc.)

- la persona ingiere más alimento del que necesita, aun siendo muy consciente de que este comportamiento, traerá asociado unos kilos que van a perjudicar su salud y su estética ausencia de ejercicio físico

                                            Consecuencias

- La obesidad puede dar lugar a alteraciones físicas muy graves, como pueden ser cardiopatías, hipertensión arterial, diabetes…

- Depresión. Unido a esto se producen sentimientos de culpa, autoestima baja y sentimientos de ineficacia, esto favorece en muchas ocasiones el abandono y el fracaso en las dietas.

- Ansiedad.

- Rechazo social. En muchas ocasiones la persona obesa es objeto de burlas y marginación.

- Dificultades laborales y sociales.