Dos horas de nuestra semana las dedicamos al sexo, pero 1 de cada 3 mujeres finge pasarlo bien en la cama, mientras el 50% reconoce que el deseo es cosa del pasado A los españoles les preocupa que la falta de deseo sexual, la disfunción eréctil y la rutina aparezcan en sus relaciones sexuales. De hecho, un 82 por ciento piensa que sus relaciones íntimas podrían mejorar.

Este dato es uno de los principales resultados de la encuesta Informe sobre hábitos de salud sexual entre la población española, realizada entre más de 3.000 hombres y mujeres españoles de entre 25 y 70 años por la compañía biomédica Pfizer.

Entre quienes confiesan haber tenido algún inconveniente el último año, la falta de deseo sexual se sitúa en primer lugar (52%), sobre todo para las mujeres (58%). En segundo nivel, se sitúa la disfunción eréctil (30%), problema del que reportan más los hombres (37%), aunque también la sufren psicológicamente las mujeres. La rutina es el tercer problema más frecuente y aparece en 1 de cada 4 entrevistados.

Más de la mitad de los españoles (54%) considera las relaciones sexuales un tema prioritario. Aunque según los datos de la encuesta, el tiempo medio que se dedica a la semana a estas relaciones en España es de 2 horas (2,3), pero un 25 por ciento dedica menos de 1 hora.

Aunque los hombres confiesan ser menos sinceros, 1 de cada 3 mujeres reconoce que en ocasiones es necesario fingir en la cama sobre todo según aumenta la edad.
Sin embargo, las féminas son quienes más a gusto se muestran con su vida sexual (el 63% declara estar bastante o muy satisfecha frente al 59% de los hombres) y al mismo tiempo, quienes mayor interés tienen en mejorarlas (52% frente al 50% de los varones).


Si tienes problemas, usa el teléfono

Los trastornos sexuales no son sólo “un problema personal” sino también una “cuestión” de pareja con profundas consecuencias en la relación. Por ello, en España, la Asociación Española para la Salud Sexual en colaboración con la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA) quiere llamar la atención sobre el papel de la pareja cuando aparecen las disfunciones sexuales, para ayudar tanto a aceptar el trastorno como a superarlo.

Tanto hombres como mujeres pueden padecer problemas sexuales en diferentes momentos de su vida. Y la primera reacción que aparece es la incomprensión y la vergüenza, ya que estos problemas afectan directamente a la autoestima de la persona. Y si además, decide no hablar del tema puede conducir al aislamiento y complicar más la situación.

Tanto hombres como mujeres pueden llamar a la línea de información 902 12 00 88 en España, donde una persona con formación específica en estos temas hablará con ellos sobre el problema, les proporcionará información y, les orientará sobre los pasos a dar para buscar soluciones.