Para el conocimiento de la pareja y su fomento erótico reciproco, vamos a indicar algunos puntos de interés

Ya hemos dicho que el clítoris es un órgano extremadamente eréctil y con una enorme capacidad de excitación. Baste indicar, para tener una idea, que su nervio central es del orden de unas cuatro o cinco veces superior, en excitabilidad, al del pene masculino.

 Sus palpitaciones eréctiles van en proporción armónica de una cada segundo, aumentando éstas a medida que se acercan las convulsiones del orgasmo o punto culminante del placer sexual

¿De qué modo se logra una estimulación más adecuada, más delicada, más en consonancia con el deseo femenino? Esta pregunta es prácticamente imposible de responder. El único modo de actuar es el que cada mujer se capaz de explicar  conociendo su caso propio. Sin embargo, es un dato indicativo que prácticamente todas las mujeres reaccionan ante la caricia del clítoris. Kinsey, por ejemplo, en su célebre encuesta, da la cifra del 98 por 100 de las mujeres preguntadas. Todas ellas eran sensibles .