Para Ruben

Hola, Rubén:

“Te deseo primero que ames y que, amando, también seas amado”. Te escribo estas letras para agradecerte….todo… tu paciencia, tus cuidados, tus palabras, tu apoyo…los pequeños grandes detalles, con los que haces de cada día mejor que el anterior. Me disculpo y sé que me disculpas, por mi impaciencia, por no dejarme corregir, por no expresar lo que pienso, por mis cambios de humor…y por mucho más que tu ya sabes. Confío plenamente que en esta nueva etapa que iniciamos, nos sigamos respetando y queriéndonos como en el día hoy, al tiempo que nuestros anhelos se cumplen. Por todo ello, gracias mil